avisos políticos

La madrastra de Blancanieves

Los últimos reveses electorales socialistas, su dependencia de Podemos y de Bildu, que cuestionan muchos militantes y votantes, y las previsiones de encuestas y sondeos independientes para las futuras elecciones generales, han convencido a Pedro Sánchez de que con un Tezanos manipulando los datos del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) y arruinando su pasado prestigio académico no es suficiente para asegurarle el poder. Y se ha puesto a la labor de apoderarse de todas las instituciones del Estado. Desde Lenin es el objetivo comunista primero y principal: utilizar el asalto al poder para conquistar el Estado en nombre de los supuestos intereses de la inmensa mayoría de la población.
En una clave totalitaria y autocrática, Sánchez afirma que, los que no le apoyan son unos “poderes oscuros”, que no se presentan a las elecciones y que están vinculados al PP y a Vox, partidos que, a su juicio, “no son autónomos”. Se trata de una minoría de “ricos y poderosos”, que incluye las empresas energéticas, para los que el Gobierno resulta muy incómodo. Añade que la moción de censura de 2018 le “cambió el paso” a la derecha económica, política y mediática española. La conclusión obvia es que se encuentra legitimado para salvarnos a cualquier precio de esa minoría perversa y depredadora.
El camino de salvación comienza entonces por apoderarse de todas las instituciones del Estado y convertirlas en fieles instrumentos suyos, de su partido y de los partidos que le apoyan, para destruir a esa minoría opresora que se le opone. Y así, con la ayuda del Grupo Prisa, se ha apoderado de Indra Sistemas, una sociedad anónima especializada en la prestación de servicios relacionados con diversas áreas, y que está encargada de algo tan sensible como la gestión de los datos electorales en todos los procesos electorales que tienen lugar en España.
Al mismo tiempo, el Gobierno ha dimitido “por motivos personales” al presidente del Instituto Nacional de Estadística (INE), Juan Rodríguez Poo, después de haber cuestionado los datos del PIB, del IPC y del desempleo publicados por el Instituto. El asalto gubernamental se confirma con el anuncio de que en las próximas semanas el Consejo de Ministros aprobará un nuevo Estatuto de estructura y funcionamiento del INE -el actual data de 2001- “para reforzar y modernizar el sistema estadístico estatal”, que ya ha alcanzado “un hito fundamental con la aprobación en el Parlamento de una modificación de la Ley de la Función Estadística Pública”.
La lista de las instituciones asaltadas por el presidente es innumerable, e incluye los intentos de reformar el CGPJ y controlar el Tribunal Constitucional, la Fiscalía General del Estado y la Fiscalía Anticorrupción, el Defensor del Pueblo, el Tribunal de Cuentas, RTVE, la CNMV, la Agencia de Protección de Datos, los ataques al gobernador del Banco de España y muchas otras.
Núñez Feijóo ha comparado a Pedro Sánchez con la madrastra de Blancanieves, que rompe el espejo cuando la información que le proporciona no le gusta, por lo que Tezanos no corre ningún peligro, añadimos nosotros. En realidad, se trataba de una malvada y muy poderosa hechicera, que por tres veces intenta asesinar a Blancanieves sin conseguirlo. Lo mismo que intenta Sánchez con la democracia española. Esperemos que tampoco lo consiga.

TE RECOMENDAMOS