maltrato animal

Se cuelan en el Oasis Wildlife de Fuerteventura y maltratan a los animales

Los jóvenes italianos entraron en el centro de rescate a plena luz del día y difundieron las grabaciones en redes sociales
Se cuelan en el Oasis Wildlife de Fuerteventura y maltratan a los animales

El centro de rescate y recuperación de especies de Fuerteventura, Oasis Wildlife, ha denunciado ante el Juzgado a dos jóvenes italianos que se colaron en el centro y al parecer difundieron contenido audiovisual y fotográfico en redes sociales donde muestran escenas de maltrato animal dentro y fuera del centro.

Los hechos ocurrieron el pasado 23 de abril, pero no ha sido hasta esta semana cuando el centro ha presentado la denuncia en los juzgados tras conocer la existencia de este material audiovisual en redes, ha informado este martes a Efe fuentes del Oasis Wildlife.

Los dos denunciados entraron en el centro de rescate a plena luz del día y de forma ilegal, saltando las vallas de seguridad.

Allí, intimidaron y maltrataron psicológicamente a distintos animales del centro.

En el vídeo se observan actuaciones contra Sagar, un primate de la especie Macaco de Bonet, que había sido con anterioridad víctima del tráfico ilegal y de maltrato animal.

“Tras el ataque, el animal ha presentado una conducta estereotipada, por frustraciones negativas generadas por una situación de estrés”, detalla el centro.

A continuación, saltaron las vallas de máxima seguridad del centro de rescate, entrando en las instalaciones, indicadas como muy peligrosas, y señaladas con código rojo en el protocolo de manejo de OWLF, como son la sabana de las jirafas y la zona de elefantes africanos, perturbando a los animales y alterando su comportamiento.

En el caso de los elefantes, fueron a un ejemplar rescatado llamado Diuna, también víctima de maltrato en el pasado.

Los dos individuos fueron expulsados por los equipos de Oasis Wildlife tras ver un comportamiento irregular y tras ser denunciados por varios visitantes del centro que, previamente, habían observado la conducta de los dos hombres.

Fuera del centro de rescate, los individuos compraron un hámster y lo introdujeron en una bola de plástico de ejercicio para este, más del tiempo recomendado y se dedicaron a dejar la bola con el animal en su interior en diferentes localizaciones del centro comercial, para grabar la reacción del mismo. Finalmente lo devolvieron a la tienda donde había sido adquirido.

Desde Oasis Wildlife han denunciado que en los videos emitidos se observan escenas delictivas, de grave maltrato animal, que no tienen más objeto que “la mofa”.

Desde la gerencia de Oasis Wildlife han mostrado su “enérgica repulsa” y han apuntado que las escenas grabadas en el vídeo demuestran que esta reacción “no fue una broma de chavales, sino una verdadera acción planificada e injustificada de maltrato animal”.

La gerente del centro, Guacimara Cabrera, ha indicado que se trata de “un acto vandálico muy grave, que nada tiene que ver con entretenimiento en las redes sociales, ni para la sociedad en general y debería ser castigado, para que no sea un ejemplo de nada”.

“Estas acciones deberían de marcar preferentes jurídicos, para que este tipo de actos no se vuelvan a repetir”, ha añadido.

El centro ha puesto los hechos en conocimiento de los Juzgados y del consulado italiano, al que ha instado a tomar medidas, para que estos graves hechos no se vuelvan a producir.

Los jóvenes denunciados muestran en todo momento, con sus acciones fuera y dentro del centro, una actuación planificada para saltarse las normas fijadas en distintas zonas de isla., indican desde el centro.

En el caso de Oasis Wildlife, han aprovechado los cambios de guardia de las instalaciones para acceder a las zonas restringidas, donde se encuentran los animales (todos ellos catalogados de muy peligrosos en los protocolos de seguridad y manejo de OWLF).

Desde el centro insisten en que “con estas graves actuaciones”, los individuos denunciados no solo pusieron en riesgo su vida, sino también la del resto de visitantes, la de los propios animales, así como la de los trabajadores del centro, si hubieran tenido que intervenir para actuar, ante un peligro inminente.

Tras estos incidentes, Oasis Wildlife ha decidido poner en marcha una campaña de concienciación sobre el maltrato de animales en las redes sociales.

Entidades como la Asociación Primatológica Española (APE), además de diferentes organizaciones han querido sumarse a la repulsa por los hechos, y prestar su apoyo al centro. 

TE RECOMENDAMOS