superconfidencial

Series

Acabo de terminar todas las temporadas disponibles de Borgen, en Netflix, incluida la nueva, que se estrenó hace muy poco. Borgen es la forma en que se conoce al palacio de Christianborg, en Copenhague, residencia de los tres poderes del Estado y de la oficina del primer ministro danés. También la reina de Dinamarca tiene habitaciones en Borgen a su disposición, pero raramente las usa. La serie es magnífica y me da que va a tener continuación. Actores daneses en su mayoría, excelentes, la realización perfecta, la ambientación muy buena y los guiones atractivos, que han sacado el jugo a un país que en ocasiones ha desempeñado un papel importante en Europa, incluso en política internacional. Ahora estoy viendo otra serie, esta vez noruega, La chica de Oslo, sobre el secuestro en el Sinaí de la hija de una diplomática danesa, que mueve Roma con Santiago para encontrarla. Hace tiempo vi una serie sueco-danesa, El Puente, en la que dos policías, una inspectora sueca y un poli danés, resuelven un crimen cometido en el puente que une ambos países, justo en la línea fronteriza. Quiero recuperarla para verla otra vez. Y también me encantó la miniserie Atlantic Crossing, que cuenta el supuesto idilio entre el presidente Roosvelt y la princesa Marta Luisa de Noruega durante los años de la segunda guerra mundial. La protagonista, muy buena y versátil actriz, es Sofia Helin, la misma inspectora de El Puente. Los países escandinavos han dado un gran salto de calidad en sus producciones para la televisión. Procuro no perdérmelas porque están bien hechas, son muy entretenidas y te atrapan ante el televisor, así que les animo a ustedes a que no se pierdan ninguna de las que les he contado. Seguro que vendrán otras más y está demostrada la gran imaginación de sus guionistas.

TE RECOMENDAMOS