superconfidencial

China

Mientras China prepara quizá el desenlace de la tercera guerra mundial, en marcha desde hace tiempo, aquí hablamos de a cuántos grados tiene la temperatura ambiente El Corte Inglés. Es nuestro sino, jugar en Tercera División y, cuando no jugamos, hacer un descanso eterno. Hasta los carros de combate Leopard que íbamos a ceder a Ucrania son un montón de chatarra. No sirven. No sé, cada día que me levanto pienso en lo que le vamos a legar a nuestros hijos, un país de cuento o un país de cuentistas. Fabricamos munición anti tanques, pero no tenemos tanques. La verdad, ¿qué más da? Cada vez se abren nuevos conflictos en el mundo: Rusia-Ucrania, China-Taiwán y ahora tensión en los Balcanes entre Serbia y Kosovo, países que se están empezando a cabrear y a poner verdes entre ellos. Nadie se imagina lo que podría suceder de aquí a diciembre en los tres frentes o incluso si surgirá alguno más, casi siempre con los mismos “malos”, los chinos y los rusos. Pero los españoles estamos tranquilos, aquí libramos nuestras propias y sentimentales batallas: si una señorita llamada Eternamente Yolanda se va o no al PSOE y si los chocolates de los supermercados empiezan a derretirse a 25 grados o a 27. Es maravilloso que mientras otros vivan peligrosamente, usted se instale en su sillón, ponga la tele y en algunas cadenas los conflictos citados apenas existen porque el personal está más pendiente de los lesionados tobillos de una tal Belén Esteban, que aquí en España es la princesa del pueblo. A la altura de Lady Di. ¿Qué hacemos? Nada, absolutamente nada, porque no hay mal que mil años dure, ni cuerpo que lo resista. Nos queda esperar, como los árabes, en la puerta de nuestra casa. O pasear. “Pasa y no los mires”, dijo el Dante.

TE RECOMENDAMOS