nacional

Sanidad incorpora “la neutralidad climática” a los medicamentos pese al encarecimiento de las recetas

La Agencia Española del Medicamento recomienda usar inhaladores para el asma que lancen menos CO2 a la atmósfera
Sanidad incorpora "la neutralidad climática" a los medicamentos pese al encarecimiento de las recetas
Sanidad incorpora "la neutralidad climática" a los medicamentos pese al encarecimiento de las recetas. Shutterstock

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), organismo dependiente del Ministerio de Sanidad, ha publicado una campaña para “mitigar la huella de carbono” de los inhaladores presurizados que usan los enfermos de asma. La iniciativa busca incorporar la “neutralidad climática” a los medicamentos, aunque esto implique un incremento de su precio.

La campaña pretende reducir el impacto medioambiental de estos fármacos. Lo hace apoyándose en la Estrategia Farmacéutica de la Unión Europea, complementarias al Pacto Verde Europeo, que se han puesto como objetivo que los medicamentos tengan “neutralidad climática”.

Los gases que expulsan los inhaladores convencionales (de cartucho presurizado) contribuyen, según la campaña del Ministerio, al “calentamiento global”. Por eso, las autoridades sanitarias llaman a adquirir inhaladores de polvo seco, igualmente efectivos, pero con un precio más elevado del que se hace cargo cada paciente.

El argumento principal es que los inhaladores de cartucho presurizado (pMDI) contienen muchos “gases de efecto invernadero”. Bien es cierto que, tanto los de polvo seco como los de cartucho, tienen una eficacia clínica similar. 

Sanidad justifica que alrededor del 52% de los inhaladores utilizados en España son pMDI. Con una media anual de 15 millones de unidades vendidas, la emisión de estos inhaladores de cartucho es de, aproximadamente, 400.000 toneladas de dióxido de carbono (CO2) anuales.

Hay que recordar que estos medicamentos se emplean para el tratamiento de enfermedades respiratorias, fundamentalmente asma y enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Por ello, muchos están prescritos por el médico, pero el coste del producto corre a cargo del paciente.

Las sociedades científicas llevan varios años avisando de la huella de carbono de estos productos y la industria farmacéutica está estudiando varios productos más sostenibles que podrían producirla hasta en un 90% menos.

Los inhaladores de polvo seco o de nebulización reducen considerablemente la huella climática, puesto que emiten menos gases de efecto invernadero. Pero, como explican los pacientes, no están recomendados para todo el mundo. De hecho, los dispositivos de inhaladores de polvo seco o de nebulización no son aplicables a pacientes mayores de seis años o con flujo inspiratorio de 30 litros por minuto.

En todo momento, la campaña del organismo dependiente del Ministerio de Sanidad es una recomendación; no es de obligado cumplimiento. De hecho, en pacientes que ya están usando inhaladores pMDI no suele estar recomendado cambiar de tipo de producto, a no ser que sea por motivos clínicos.

TE RECOMENDAMOS