santa cruz de tenerife

Cinco viviendas y una cochera en la zona de El Toscal serán demolidas para un ‘parking’

El Ayuntamiento destinará 520.000 euros del presupuesto para 2024 en ampliar el aparcamiento provisional de La Rosa
Cinco viviendas y una cochera en la zona de El Toscal serán demolidas para un ‘parking’
Cinco viviendas y una cochera en la zona de El Toscal serán demolidas para un ‘parking’. Sergio Méndez

El Toscal contará con más plazas de aparcamiento público después del verano y, para ello, el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife procederá a demoler una cochera y cinco viviendas, hoy en ruinas, que se encuentran ubicadas en el solar que el Consistorio compró en 2022, sito en la Calle de La Rosa número 54, y por el que pagó tres millones de euros para crear un parking provisional que paliase la falta de aparcamiento ante la remodelación de la Calle de La Rosa, que aún sigue en obras.

Ahora, con esta actuación, que se enmarcará en la tercera fase de los trabajos de mejora y ampliación de aceras de la citada calle, el estacionamiento pasará de 35 plazas actuales a casi 80, además de implicar un nuevo cambio al preverse su regulación, es decir, que sea de pago, “aunque a precios asequibles como el de Las Quinteras, en La Laguna”, según anunció ayer el concejal de Infraestructuras, Javier Rivero, durante la presentación del presupuesto municipal del área para 2024.

El edil explicó que “para la ampliación del parking, que tendrá tres salidas por las calles San Martín, Señor de las Tribulaciones y La Rosa, se destinarán 520.000 euros y, a pesar de que la idea era su uso hasta finalizar las obras, se ha decidido mantenerlo como aparcamiento provisional aunque concluyan los trabajos, con el objetivo de ir en consonancia con la implantación de la Zona de Bajas Emisiones (ZEB)”. No obstante, recalcó, “esta decisión de convertirlo en aparcamiento definitivo la tendrá que tomar el área de Movilidad, aunque tras la demolición de las viviendas nosotros dejaremos instaladas las canalizaciones necesarias para su posterior vallado, si así se decide”.

Otras obras

Por otra parte, el concejal comentó otras obras que el Ayuntamiento llevará a cabo este año, gracias a los 31 millones de presupuesto con los que contará su área. Proyectos que se engloban en el denominado plan Transforma Santa Cruz y en el que destacan actuaciones en barrios, recuperación del Patrimonio Histórico e instalaciones deportivas.

En este sentido, Rivero dijo que “después del Carnaval se prevé iniciar la obra de una nueva plaza en la Calle Robayna, que ya se ha adjudicado por más de 600.000 euros. Se trata de una peatonalización entre las calles Méndez Núñez, Robayna y Avenida Veinticinco de Julio y la previsión es que esté concluida en 2025”.

Otra actuación será la de la calle 100% sostenible, que llevará implícita la creación de un parking con sombra generada por placas fotovoltaicas en el Palmetum (1,9 millones de euros), que se vinculará a la reforma de la Avenida Francisco La Roche, con una inversión de 3,5 millones.

Según el edil, “la obra saldrá a licitación a finales de febrero y comenzaría después del verano. Una primera fase en la que se intervendrá en el tramo comprendido entre el Edificio Puerto-Ciudad y el antiguo Musa; una segunda fase hasta Valleseco, y finalmente una tercera hasta Las Teresitas”. Asimismo, a lo largo del año también se prevé ejecutar la reparación de la escollera de la playa de Las Teresitas, una obra que comenzará en el primer semestre y que contará con 2.3 millones de presupuesto destinado a adecuar el espacio a una zona para pasear y acceder al mar.

Igualmente, el edil apuntó que también se ejecutará la obra del colector de pluviales en la calle Punta de Anaga, en el distrito Suroeste, con la que se dará solución a las inundaciones en esta zona cuando llueve. “Será la última del plan que se puso en marcha en su momento para frenar las riadas y se desarrollará entre la carretera general del Sur y Los Alisios, con una inversión de 2,5 millones financiados por el Cabildo”, subrayó Rivero.

A su vez, el concejal afirmó que habrán partidas necesarias para comenzar la rehabilitación del Teatro Guimerá, finalizar el Templo Masónico o continuar con la reforma del Parque Viera y Clavijo, además de sacar a licitación la renovación de los campos de fútbol de Los Gladiolos, García Escámez y El Tablero y continuar con las obras en ejecución de los campos Juan Santa María, Las Delicias o La Salud. También se destinarán partidas a urbanizar el Polígono de Buenos Aires, remodelar la Plaza en Barranco Grande, reparar el polideportivo de Almáciga y el tratamiento del talud en la calle Nijota.

El edil anunció que también se redactarán los proyectos de obra para la zona deportiva en Juan XXIII y la reparación de las piscinas de Las Retamas, en Ofra, a las que se destinarán 25.000 euros. Además, otras acciones se centrarán en la mejora de la accesibilidad en La Salud; la remodelación de la Plaza de las 1.000 viviendas; las urbanizaciones de las calles Juan Marín Vives, Níspero y 125 y Ciudad Jardín; la demolición de la iglesia de San Gerardo; el parque lineal del Palmetum, o la renovación de la zona peatonal de la Avenida de Los Majuelos. Trabajos que se prevé comenzar entre 2025 y 2026.

Obras para la movilidad en la esquina de Meridiano

Se avecinan cambios en uno de los pasos de peatones más transitados de la capital tinerfeña, concretamente, el que se ubica en la esquina de Meridiano, en la calle Álvaro Rodríguez López con la Calle Áurea Díaz-Flores Hernández. El concejal de Infraestructuras del Ayuntamiento de Santa Cruz, Javier Rivero, adelantó que “tras años de negociación con el citado centro comercial para que nos cediera la parte del jardín de esta zona, el pasado viernes se ha llegado por fin a un acuerdo que nos permitirá sacar a licitación esta obra, la cual consistirá en elevar esta parte de la acera y trasladar el paso de cebra hacia el centro de la calle”. La actuación cuenta con una inversión de 200.000 euros para rebajar la pendiente y permitir así el tránsito de personas con movilidad reducida, además de evitar numerosas caídas que se han producido por la elevación del terreno ante “una mala urbanización inicial”, explicó el edil Javier Rivero.

TE PUEDE INTERESAR