El portavoz del Gobierno de Canarias y consejero de Sanidad en funciones, Julio Pérez, ha afirmado este jueves que un rebrote del Covid-19 en las islas es “remoto” dadas las buenas condiciones sanitarias del archipiélago si bien va a mantener el calendario del plan nacional de la desescalada.

En una rueda de prensa para dar cuenta de los acuerdos del Consejo de Gobierno ha señalado que el próximo lunes El Hierro, La Gomera y La Graciosa pasarán previsiblemente a Fase 3 en tanto que se solicitará el paso del resto del archipiélago para el lunes 8 de junio.

Pérez ha detallado que en Canarias ya hay unas 100.000 personas testadas y se han realizado más de 125.000 pruebas y “en breve” se podrán alcanzar las 7.000 pruebas diarias.

Además, no ha ocultado que “ha habido retrocesos” en algunas provincias y por ello en Canarias quieren “estar seguros” y acomodarse al calendario preestablecido sin que eso suponga una “desautorización” a Baleares, por ejemplo, que quiere ‘acelerar’ el cambio de fase. “Nos importa más la seguridad que la velocidad”, ha señalado.

Pese a esta nueva situación, ha indicado que el Ejecutivo ha visto con “preocupación” los hechos acaecidos en torno a un funeral celebrado el pasado lunes en Guía de Isora (Tenerife), que se vio desbordado por la afluencia de personas sin guardar las medidas de higiene ni el distanciamiento social marcado en la fase 2.

Por ello, el Ejecutivo ha encargado a la Policía Canaria que abra una investigación para esclarecer los hechos y cuyo informe se unirá a los de la Guardia Civil y la Policía Local para evaluar si se pueden “exigir responsabilidades”.

El portavoz ha insistido en que la conservación del estado sanitario en el archipiélago “dependerá cada vez más de los ciudadanos y menos de las instituciones” y en ese sentido, espera que “no se vuelva a repetir” un “acontecimiento semimultidtudinario”.

En todo caso, ha indicado que se trata de un “episodio singular y no representativo” del conjunto de la población, que “en general” acepta las normas, como se ha visto, por ejemplo, con la apertura de las playas al baño. “No se trata de poner sanciones, es momento de la responsabilidad de cada uno de nosotros”, ha agregado.

Pérez ha avanzado también que “mañana o pasado” se publicará una orden conjunta de las consejerías de Sanidad y Derechos Sociales para regular las visitas a residencias de mayores con nuevos requisitos que incluirán la cita previa, espacios delimitados y probablemente sin la presencia aún de los niños.

En cuanto a Educación, ha comentado que mañana viernes se publicará la orden que regula el final del curso tras el último impulso realizado por el nuevo consejero en funciones, José Antonio Valbuena, con la comunidad educativa.