El ciclista británico Chris Froome ha vuelto a Tenerife para entrenarse en las carreteras de la Isla durante los días previos al próximo Tour de Francia, tal y como recoge Deporpress.

El tetracampeón de la ronda gala ha publicado un vídeo en sus redes sociales en el que aparece retorciéndose por una rampa de elevada pendiente, a la que ha bautizado como “la subida más empinada del mundo”, y en la que apenas avanza mientras zigzaguea de un lado a otro de la carretera.

La rampa en cuestión se encuentra en la parte de mayor altitud del municipio tinerfeño de Santa Úrsula y se trata de una zona conocida como el Camino de Las Lajitas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Chris Froome (@chrisfroome)