La pandemia global supuso un duro golpe para la mayoría de las empresas del mundo, sobre todo durante los meses de confinamiento más estrictos. Sin embargo, esta etapa tan difícil también pasó a descubrir a millones de empresarios y empresarias las soluciones que ofrece el entorno digital para dar salida al potencial de cada empresa. Desde las tiendas online hasta la publicidad por internet, las empresas que están sabiendo adaptarse al ámbito digital están accediendo a nuevos mercados y descubriendo mejores formas de conectar con sus clientes, lo que redunda en mayores ventas y, en ocasiones, en la posibilidad de expandirse a nivel internacional.

Si tienes una empresa y quieres dar el paso de extenderte al entorno digital para tratar de aprovechar todas las oportunidades de negocio que ofrece internet, estas son algunas de las opciones que tienes a tu disposición.

1. Diseña una página web

Más allá de tu eventual presencia en diferentes redes sociales, si realmente quieres tener importancia en internet es fundamental que tengas una página web. La razón es que plataformas como Instagram o Facebook están orientadas a tipos de públicos específicos y pueden ser muy limitadas para interpelar a tus clientes potenciales, sobre todo los clientes más jóvenes y las personas familiarizadas con la tecnología, que tienden a evitar este tipo de plataformas. Una página web, en cambio, es universal y puede servirte para atraer a clientes desde cualquier rincón del mundo.

Aunque antes era bastante complicado diseñar una página web, ahora puedes hacerlo fácilmente contratando un hosting gratuito y aprovechando su completo editor web. Con este tipo de hostings normalmente puedes disfrutar de ancho de banda y almacenamiento ilimitados, diferentes cuentas de correo electrónico y certificados de seguridad SSL, además de una extensa variedad de plantillas web diseñadas por algunos de los principales especialistas del mundo.

2. Invierte en publicidad online

Muchos usuarios de internet pueden estar buscando algo que se encuentre en tu tienda o que ofrezca tu empresa, pero no podrán localizarte si no inviertes lo suficiente en publicidad online. Mientras que la publicidad en televisión o radio puede ser un desperdicio porque es escuchada por miles de personas que no tienen interés en lo que ofreces, la publicidad online tiene la ventaja de que te permite dirigir tu mensaje específicamente a la audiencia que busca tus productos.

Al invertir en publicidad online, te resultará mucho más sencillo ser visible para los clientes potenciales que estén realmente interesados en tus productos. Por eso, aunque tu exposición total sea menor, mediante este tipo de publicidad podrás alcanzar a los clientes que realmente tienen interés en lo que tienes para ofrecer.

3. Descubre nuevos proveedores

Si tienes un negocio desde hace años y cuentas con los mismos proveedores desde el comienzo, seguramente tus clientes de siempre estarán habituados a tus productos, pero puede que estés perdiendo la oportunidad de interpelar a nuevos clientes que también podrían comprar tus artículos. Internet pone a tu alcance miles de nuevos proveedores con toda una serie de artículos que pueden enriquecer la oferta de tu negocio y hacerlo con los mejores precios.

4. Organiza y publicita eventos

Tus redes sociales pueden servir para mucho más que publicar fotos de tus productos cada cierto tiempo. Tus clientes ya saben qué es lo que vendes normalmente y pueden aburrirse o silenciar tus redes si siempre perciben el mismo tipo de contenidos una y otra vez. Sin embargo, puedes usar tus redes de forma más inteligente para organizar y divulgar eventos relacionados con tu empresa. Pueden ser días con ofertas especiales, días de puertas abiertas, ferias o cualquier otro evento, dependiendo del sector al que se dedique tu empresa.

Si realmente quieres movilizar a la gente a un nivel más amplio, puedes hablar con otras empresas relacionadas de tu sector para organizar eventos a mayor escala. De esta manera podrás movilizar no solo a tus clientes, sino a los de otras compañías similares que pueden permitirte abarcar un mercado mucho más amplio.

5. Vende tus productos online

Si todavía no estás vendiendo tus productos online, es probable que te estés perdiendo la oportunidad de interpelar a un mercado realmente extenso que podría tener interés en comprar tus artículos o contratar tus servicios online. Si ya tienes una página web, puedes integrar una tienda online en ella utilizando plataformas como WooCommerce o Shopify, y, además, también puedes ofrecer tus productos en grandes gigantes online como Amazon para poder aprovechar su infraestructura y abarcar a clientes de todos los rincones del mundo.

La venta online a través de plataformas de terceros es especialmente interesante si fabricas tus propios productos, ya que la comisión de estas plataformas combinará las comisiones del distribuidor y el vendedor final, con lo que podrás quedarte con una proporción todavía mayor del dinero de cada venta.