El Gobierno de Canarias estableció para la isla de Tenerife el nivel epidemiológico 4 (riesgo extremo) ante el aumento de casos de COVID y modificó algunas de las medidas que se habían venido aplicando hasta el momento en los territorios en los que que se ha aplicado este nivel.

Estas nuevas medidas son:

  • Cierre general a las 00.00 horas de actividad de restauración.
  • Aforo en interior de la hostelería al 50% (solo accesible con certificado COVID).
  • Aforo en actividades culturales estables al 55% (solo accesible con certificado COVID).
  • Actividades deportivas en el interior al 33% (solo accesible con certificado COVID).

En particular, las de acceso a establecimientos de restauración, culturales y de hostelería solo con certificado COVID han entrado también en vigor en Galicia desde esta misma madrugada.

Por otra parte, la Fiscalía se ha mostrado favorable al recurso presentado por el Gobierno de Canarias ante el Tribunal Supremo para autorizar un toque de queda en los municipios con un número de contagios superior a los 157 por cada 100.000 habitantes en 7 días.

La medida, que ha sido bloqueada hasta el momento por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), consistía en la prohibición de la libre circulación de las personas entre las 0.30 horas hasta las 6.00 horas en los municipios que superaran ese límite en la isla de Tenerife, que en el momento actual son la mayoría.

En el escrito de la Fiscalía se considera “la pertinencia durante 14 días, por necesaria y proporcionada, de la medida de limitación de la libertad de circulación de personas en horario nocturno concretada a los municipios, en la isla de Tenerife, que alcanzan o superan la tasa de incidencia de 154 casos a 7 días por 100.000 habitantes”.