La actividad volcánica en la Isla de La Palma continúa cuando se está cerca de cumplir un mes desde la erupción en Cumbre Vieja. Así, en la noche de este miércoles ha sido posible apreciar como el volcán vuelve a «cobrar fuerza», según se muestra en las imágenes que han recogido los científicos del Instituto de Volcanología de Canarias (Involcan) desde Tacande. En las imágenes puede verse cómo el volcán ruge, además de expulsar gran cantidad de lava y piroclastos. En las últimas horas, uno de los aspectos que más preocupan respecto a la erupción es precisamente la calidad del aire, ya que el penacho de gases y cenizas está emitiendo valores muy altos de dióxido de azufre, lo que obligará a redactar un protocolo de actuación de cara a la protección de la ciudadanía. Asimismo, hoy se ha registrado en la Isla un nuevo terremoto de magnitud 4,8. Concretamente, el temblor se ha localizado en el municipio palmero de Mazo y a 37 kilómetros de profundidad, según ha informado el Instituto Geográfico Nacional (IGN). Esta intensa actividad volcánica en La Palma continúa mientras no paran de llegar curiosos a la Isla, lo que complica las tareas de vigilancia en las áreas de exclusión y, por ello, se prevé que se apliquen nuevas medidas y controles de seguridad de cara al próximo puente de noviembre.