Cada vez son más los españoles que recurren a préstamos con Asnef aunque sean más caros. A continuación intentamos desgranar el porqué y los motivos que pueden hacer que sean una opción tan popular.

Qué es un préstamo con Asnef

Las entidades bancarias convencionales cuando un usuario se encuentra en un fichero de morosos, como ASNEF, son sumamente reticentes a ofrecer dinero, por pequeña que sea la cantidad. Esto no ocurre con muchas entidades de créditos rápidos que sí ofrecen la opción de acceder a un préstamo personal a pesar de estar en un fichero como puede ser ASNEF. Se pueden encontrar un sinfín de empresas que ofrecen préstamos con ASNEF y para escoger la mejor sólo se deben comparar un poco las condiciones que proponen.

Obtener una cantidad de dinero estando en listas de impago es posible en ciertas entidades de créditos rápidos, lo que supone una ventana de financiación.

¿Por qué cada vez más españoles recurren a este tipo de créditos?

 

Los créditos rápidos también tienen hándicaps, como por ejemplo el hecho de que tras ellos no esté una entidad bancaria con la tranquilidad que ello puede suponer, pero cuentan con múltiples ventajas también que hacen que cada vez sean más personas las que recurren a este tipo de financiación. Estas son algunas de ellas.

Son más rápidos

Solicitar un préstamo rápido en España con una entidad bancaria convencional es un proceso sumamente tedioso y largo. Estas solicitan una gran cantidad de información, papeles y demás que hará que el proceso de concesión del préstamo dure incluso semanas. Y eso en el caso de que consideren que el solicitante es apto para dicho crédito. Esto es algo que no ocurre en ningún caso con los préstamos rápidos con Asnef porque, que en cuestión de minutos y, por lo general, en un plazo máximo de 48 horas no sólo se tiene la contestación sino que se cuenta con el depósito realizado en la cuenta bancaria.

No se tienen que dar explicaciones

Resulta bastante molesto tener que ir dando explicaciones al banco sobre para qué se requiere el dinero cuando se va a devolver con intereses. Esto es algo que no ocurre con los préstamos rápidos online. Cuando se opta por este tipo de crédito no se debe decir en ningún momento para qué se está solicitando el dinero. Sólo es necesario asegurarse bien de cuándo son los plazos de pago para ir devolviéndolo en las cuotas acordadas.

Hasta en situaciones complicadas se puede obtener financiación

Uno de los motivos que ha hecho que estos préstamos sean una de las opciones más populares entre los españoles es que en coyunturas de crisis, como las que nos encontramos, se puede también acceder a un préstamo a pesar de que las condiciones del solicitante no sean las idóneas. Esto supone que aquellas personas que no tendrían acceso a un crédito en entidades bancarias tradicionales, sí pueden obtenerlo a través de estas empresas de préstamos rápidos.

Solicitud online

El poder solicitar un préstamo online, sin tener que desplazarse, es una de las grandes ventajas que ofrecen estas entidades de créditos rápidos. Con ellas sólo es necesario rellenar un pequeño formulario que no lleva más que un par de minutos antes de mandar la petición del crédito. En minutos se puede saber si es concedido y si el dinero será ingresado en la cuenta bancaria del solicitante. Este es el caso de Wannacash.es, un portal que selecciona el prestamista para cada solicitud, de acuerdo a sus necesidades. Así de sencillo.

Cuidado con la letra pequeña

Pero es importante tener presente la letra pequeña de estos préstamos. Como decimos, los intereses que se aplican suelen ser más altos. Además no hay que olvidar los recargos que se aplican en caso de que no se cumplan las fechas de pago. Esto es algo que no se debe obviar antes de solicitarlo.

Comparar diversas opciones

La oferta de este tipo de préstamos hoy en día es muy amplia y comparar condiciones así como los intereses es fundamental para escoger el crédito que más convenga. Para ello nada como recurrir a los comparadores de préstamos rápidos que dan la información, a golpe de vista, de los plazos en los que se pueden devolver, los intereses y si se puede solicitar estando en ASNEF, etc. 

En definitiva, gracias a la gran oferta que en este momento se puede encontrar, es mucho más fácil conseguir un préstamo rápido que se ajuste al máximo de la búsqueda, que permita devolverlo dentro de un plazo que encaje al usuario, con unos intereses aceptables y que dé la opción de solicitarlo incluso estando en ficheros de morosos. En resumen, el motivo del auge de este tipo de servicios en España es la facilidad de acceso mediante un proceso que apenas lleva unos minutos.