Tras la polémica desatada en las redes sociales a raíz de la cuenta de una conocida cafetería del sur de Tenerife, que cobró a dos jóvenes seis euros por el uso de una manta, el establecimiento ha querido dar su versión de lo sucedido a través de un comunicado enviado al DIARIO DE AVISOS.

“Hemos actuado contra la desaparición de una cantidad excesiva de las mantas que ofrecemos a nuestros clientes por el frío que hace en nuestra amplia terraza”, explican desde ‘La Flaca’. La solución, según indica el local, pasa por la “introducción de una fianza que se devuelve tras la entrega de las mantas”.

Amanda y Thomas, los clientes que alzaron la voz en las redes al considerar excesivo el coste de las mantas, se desplazaron nuevamente al local para “pedir la hoja de reclamaciones”, ya que el precio de la manta no figuraba en el menú ni en otro lugar de la cafetería.

‘La Flaca’ pide disculpas “por el error de la/el camarero”, quien se habría despistado al devolverles el importe de la fianza y señala que todo se debe a “un simple error humano”. Todo ello , bajo el increíble clima de Canarias.

Comunicado íntegro de ‘La Flaca’

“Por respeto y aprecio a nuestros fieles clientes, hacemos este comunicado para aclarar el tema de la manta y contar la verdad de la historia sin manipular ningún dato o comentario”.

“A lo largo de el tiempo, hemos llegado a la conclusión de actuar contra la desaparición de una cantidad excesiva de las mantas que ofrecemos a nuestros clientes por el frío en nuestra amplia terraza, y era introducir una fianza que se devuelve al devolver la manta”.

“En este caso por error de la/el camarera/o se han despistado de quitar la fianza, un simple error humano!”

“Claramente sentimos mucho lo ocurrido; Todos somos humanos y nos podemos equivocar, pero lo que tenemos claro es que el cliente no quiso resolver el error al momento, y que no debemos castigar al camarero o despedirlo por un error así…”

“En cuanto al apreciado cliente creemos que no ha actuado de la forma más adecuada o elegante, ya que no ha cumplido con su palabra amenazadora cuando nos comunicó los hechos a media noche de el Domingo 12 de Enero mediante un mensaje privado en nuestra página, dándonos un día para aclarar el error; cosa que no fue así ya que al día siguiente ya había difundido las críticas por todas las redes y periódicos, y sin darnos la oportunidad de corregir el error”.

“A su primer mensaje el cliente recibió una respuesta automática de nuestra página ‘dando las gracias por contactarnos y que nos pondremos en contacto lo antes posible’, cosa que tampoco le agradó cómo se refleja en sus contestaciones posteriores”.

“Nuestro responsable de las redes sociales le comunicó a la mañana siguiente, que tenga paciencia a la espera de una respuesta oficial de el director sobre los hechos, cosa que también ignoró”.

“Lo que fue publicado de la conversación era la opinión personal de nuestro Social Media Manager respecto a la actitud amenazadora y agresiva de el mismo cliente”.

“El cliente le manda un mensaje, al día siguiente por la mañana, amenazante, al teléfono personal de el director. Éste le contesta aclarando que fue un error o despiste humano del camarero y que es simplemente una fianza que se le devolvería, cosa que el cliente también ignoró… así dejando claro sus intenciones”.

“Queda claro que las críticas recibidas por lo ocurrido nos parecen excesivas ya que también se ha manipulado mucha información difundida. También queremos aclarar que en ningún momento se ha negado facilitar la hoja de reclamación. Lo único que sucedió es que la camarera de turno de la mañana no la encontraba en su momento, ya que ningún responsable de el bar estaba presente, cosa que se solucionó al poco tiempo cuando la encontró”.

“La negativa de el cliente a volver en otro momento cuando estaría el director y la poca paciencia que mostró, le llevó hasta la policía que se encontraba cerca de el local, aunque en este caso no tuvo que intervenir o hacer ningún acta o sanción cómo se ha publicado en algunos medios”.

“Queremos agradecer todo el apoyo recibido de nuestros fieles clientes y también a todos los que han tomado esta oportunidad para criticar duramente a La Flaca sin sentido, porque tanto el apoyo como la crítica nos hacen crecer y mejorar nuestro servicio de cara al público”.

“Al final, con este error humano que se ha vuelto mediático, nos hace pensar seriamente en empezar a vender mantas en La Flaca”.

“Terminamos este comunicado repitiendo nuestra sincera disculpa al cliente y dándole las gracias al mismo tiempo por la gran y mediática publicidad que nos han generado para La Flaca”.

“Estamos contemplando la posibilidad de emprender acciones legales por el hecho de haber difundido y manipulado conversaciones privadas”.

“Con este comunicado debe quedar el caso mas que claro y zanjado, ya que lo único que nos interesa es atender a nuestros clientes y ofrecerles el mejor servicio y ambiente posible”.

Muchas gracias,
La Flaca Café.