El pasado miércoles 3 de noviembre, fiesta del dominico San Martín de Porres, patrono de la Justicia Social, los 26 colegios de la Fundación Educativa Santo Domingo (FESD), presente en 21 ciudades y 9 comunidades autónomas, celebraron un acto de solidaridad con la Isla de la Palma, en apoyo de las personas que han sido víctimas de los efectos causados por el volcán de Cumbre Vieja.

En el Colegio Santa Rosa de Lima FESD, antiguo Dominicas La Laguna, junto con la Fundación Educativa Santo Domingo, somos conscientes de que muchas familias han perdido su casa, sus enseres, sus recuerdos e incluso su espacio de trabajo o su medio de vida, por lo que urge la solidaridad de todos con los que más necesitan ahora de nuestra ayuda.

Con este fin, en los 26 colegios de la Fundación Educativa Santo Domingo, se vendrerán unas pulseras solidarias, cuya recaudación íntegra, de aproximadamente unos 100.000 euros será enviada a Cáritas Diocesana de Tenerife, a la cuenta que esta institución ha creado para orientar la ayuda de emergencia a las personas afectadas por esta catástrofe natural. Es una pequeña forma de colaborar con nuestros vecinos y aportar, con este pequeño gesto, una gran ola de solidaridad para los que más lo necesitan.

De esta misma forma y siendo conscientes de que la mejor forma de educar es concienciar y ser solidarios con todos, el pasado 3 de noviembre los centros de la Fundación en Canarias, entre los que se encuentra el Colegio Santa Rosa de Lima FESD, se sumaron al acto simbólico “FESD con La Palma”, en el que los más de 19.000 alumnos que pertenecen a esta Fundación y sus 1.800 educadores fueron uno solo con las personas afectadas por el volcán de Cumbre Vieja, visibilizando así como entre todos, y con un poco de cada uno, podemos conseguir grandes metas. Como dice la campaña lanzada por Cáritas Tenerife: “Cada gesto cuenta”, y en nuestra Fundación sabemos que la corresponsabilidad es un valor compartido por todos que nos acerca a crear un mundo más solidario.