Que en el ámbito de los licores, los champanes y, en general, las bebidas alcohólicas cuenta con multitud de variantes con las que satisfacer a los paladares más exigentes no es ningún secreto para nadie. De entre todas ellas, son los productos enfocados en el sector del lujo uno de los que mayor atención acaparan, consolidando el buen estado de forma con el que cuentan y demostrando el amplio recorrido que ofrece este sector.

Una de las últimas noticias del ámbito llega de la mano de la marca Armand de Brignac, que el pasado mes de febrero fue adquirida parcialmente por uno de los grupos empresariales focalizados en el lujo más conocidos a nivel mundial. Se trata de LVMH y es propietario, total o parcialmente, de firmas como Bvulgari o Louis Vuitton. Además de Dior o Tag Heuer, entre muchas otras.

Propiedad de uno de los artistas más conocidos a nivel mundial

Para entender la gran notoriedad que ha alcanzado este acuerdo y su repercusión a nivel mundial, no podemos olvidar que la firma era propiedad hasta este momento del rapero estadounidense Jay Z. El acuerdo entre la celebritie y el grupo del lujo francés no ha sido fruto de la casualidad. Y es que no podemos olvidar que el conglomerado con origen en Francia cuenta también con la destilería Moët Hennessy entre una de las dos marcas que se encargó de llevar a cabo su fundación en el año 1987.

Tenemos que remontarnos al año 2006 para conocer los orígenes de esta exclusiva marca de Champagne. Nació gracias a la iniciativa de la firma especializada Cattier con el objetivo de consolidar a los productos gourmet como una de sus líneas más importantes de su negocio. Augurando desde el primer momento un gran impacto en mercados tales como el asiático, el europeo o el de América del Norte. Sin embargo, no fue hasta el año 2014 cuando la marca se expandió a unos niveles insospechados hasta este momento gracias a la ejecución comercial del conocido rapero Jay Z.

Para conocer la notoriedad que ha alcanzado la marca, es importante tener en cuenta que únicamente en el año 2019 se alcanzó la cifra de 500.000 botellas vendidas a lo largo de todo el mundo. Una cifra especialmente notoria si tenemos en cuenta el contexto en el que nos encontramos: con las botellas más económicas que se ubican en torno a los 300 euros, superando la más cara varias decenas de miles de euros.

Tal y como ha afirmado el propio artista en la nota de prensa publicada, el acuerdo alcanzado ha sido posible gracias a la relación de amistad que existe entre el rapero y Alexandre Arnault, hijo del director general de Moët, Bernard Arnault. Siendo la confianza entre ambos un elemento clave para asentar las bases en este nuevo proyecto que pretende consolidar el crecimiento recorrido años atrás.

Un reto por superar tras la irrupción de la COVID 19

Si bien es cierto que las bebidas con alcohol siempre han tenido un importante hueco en el mercado del lujo, no podemos olvidar que los efectos de la pandemia han resultado especialmente negativos en este sector. De acuerdo con los datos que arroja la propia Federación Francesa de Exportadores, la caída de las ventas del champagne se situó en una cifra en torno al 17%.

Un importante reto por superar que, tal y como han afirmado los dos socios, se trata de “aportar sus fortalezas para asegurar el éxito del proyecto” en una coyuntura tan particular como ante la que nos encontramos en la actualidad. Siendo necesaria la creación de nuevas sinergias para favorecer el desarrollo de la firma.

Los productos ‘gourmet’, al alza

Las últimas tendencias del sector demuestran cómo los productos gourmet no dejan de aglutinar una creciente importancia en el mercado. Uno de los ejemplos, además del mencionado previamente, lo encontramos en Siropes Monin. Con más de 50 referencias en su catálogo, nos encontramos con uno de los siropes por excelencia dentro del sector de la coctelería. El cuidadoso proceso de elaboración con el que se llevan a cabo todos sus productos elevan el concepto de coctelería a un nivel superior.

El amplio catálogo de productos con el que cuentan nos permiten añadir un sabor extra y una textura única a todas nuestras bebidas favoritas. Convirtiéndose en la opción preferida para los amantes de este tipo de productos que buscan una alternativa para poder personalizar el sabor que desprenden sus productos favoritos.

Como hemos podido comprobar, los productos gourmet están alcanzando un creciente protagonismo dentro del ámbito de las bebidas y los cócteles. Productos como los mencionados en el presente artículo se han ganado el derecho a convertirse en dos de las marcas líderes de sus respectivos mercados. Consolidando sus estrategias de negocio a partir de la diferenciación con el resto de sus competidores.