La existencia de redes clienterales entre los operadores portuarios radicados en Canarias ha generado ya dos efectos en la islas. De un lado, que los funcionarios deciden no investigar y, de otro, que el capital se marcha a otros escenarios. Así, este mes de enero se ha sabido que los socios de Maersk, AP Moller Capital, se ha asociado con Olam International y Africa Finance Corporation (AFC) para invertir en infraestructura portuaria y logística en África occidental. Este fondo tiene un abanico de operaciones en África repartidas a través de PFA Pension, PKA, Pension Denmark y Lægernes Pension así como AP Moller Holding. Suman 1.000 millones de euros.

Con ello, AP Moller Capital proporcionará una inversión significativa en una plataforma logística y de puertos de África Occidental a través del Fondo de Infraestructura de África. La plataforma será administrada por ARISE Ports & Logistics. AP Moller tendrá una participación del 43% en la plataforma, mientras que Olam y AFC tendrán el 31% y el 26% respectivamente.

La plataforma consta de un ecosistema de puertos, camiones, almacenes y servicios ferroviarios. Las compañías se centrarán en impulsar el ecosistema conectado al actual puerto de carga mineral y general en Gabón y el desarrollo de nueva infraestructura en Mauritania.

También desarrollará un nuevo puerto de carga múltiple en Nouakchott y un nuevo puerto a granel en Costa de Marfil.  El consejero delegado y socio gerente de AP Moller Capital, Kim Fejfer, dijo en un encuentro con inversores que «invertir en ecosistemas de infraestructura local de puertos, camiones, almacenes y rieles es invertir en la prosperidad local. Crea empleos y oportunidades en una región, que depende profundamente de las inversiones y el desarrollo».

El socio de AP Moller Capital, el danés Jens Thomassen, agrega que «creemos que las inversiones combinadas con altos estándares éticos y un profundo conocimiento operativo son palancas clave para tal crecimiento».