Finaliza el trasplante de los árboles de Blas Cabrera Felipe para su adecuada preservación durante las obras que se están llevando a cabo para la implantación de la MetroGuagua. Un total de 25 ejemplares de palmeras washingtonias, ficus y pinos marítimos han sido trasladados por los técnicos de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria al parque del Barranco de La Ballena y a un terreno en la zona de Hoya de la Plata.

Los trabajos para trasplantar los árboles que podían verse afectados por las obras comenzaron el 16 de enero. Para garantizar el correcto trasplante del arbolado público, los técnicos han preparado cada ejemplar mediante una serie de operaciones que aseguran la producción de raíces finas cerca del tronco y la protección del sistema de raíces.

Las zonas elegidas para reubicar estos ejemplares reúnen las condiciones adecuadas para que las diferentes especies sigan creciendo con normalidad y, al mismo tiempo, contribuyan a embellecer los espacios públicos.

El concejal de Movilidad de Las Palmas de Gran Canaria, José Eduardo Ramírez, ha explicado que “una vez finalicen las obras en el Paseo Blas Cabrera Felipe, se volverán a plantar ejemplares de las mismas u otras especies con el objetivo de que el espacio no pierda masa arbórea y de configurar una calle más amable para el peatón, con zonas para disfrutar paseando, descansar o hacer deporte”.

En paralelo, avanzan las obras para la implantación del nuevo sistema de transporte Bus Rapid Transit (BRT) en el paseo Blas Cabrera Felipe. Los trabajos consisten en el acondicionamiento de la vía para su uso peatonal y la creación de un carril bici, además de la configuración de la plataforma por la que circulará la MetroGuagua. El nuevo sistema de transporte unirá la estación de Hoya de La Plata y Manuel Becerra a través de un recorrido de 11,7 kilómetros a lo largo de la ciudad, con 21 paradas y tres estaciones, contribuyendo así a mejorar la comunicación con los diferentes barrios de la capital.