Al menos 400 empleados de la empresa cárnica alemana Tönnies, en Renania del Norte-Westfalia, han dado positivo por coronavirus en las pruebas diagnósticas que se han realizado entre ayer martes y hoy miércoles, según informó Westfalen Blatt.

Mientras llegan los resultados de los 400 test que quedan, las autoridades han decretado el cierre de colegios y escuelas infantiles en el distrito afectado por este nuevo brote de Covid-19. Por su parte, la compañía se ha comprometido a tomar medidas.

Los brotes en los mataderos y las plantas de procesamiento se han producido desde hace varias semanas en el país germano, mientras que los nuevos casos positivos de coronavirus siguen descendiendo respecto a semanas anteriores, según los datos del instituto Robert Koch.

En las último día, Alemania registró 345 nuevos contagios que aumentan el dato total desde el inicio de la epidemia a 187.184. Asimimo, la cifra de fallecidos asciende a 8.830.

El rebrote en la empresa cárnica de Renania-Westfalia ha tenido lugar al mismo tiempo que otro que se ha producido en Berlín. Este último ha obligado a someter a cuarentena a los vecinos de varios bloques de viviendas de la capital alemana.