Aunque los expertos recomiendan lavarse las manos con agua y jabón para mantener la higiene y evitar así los contagios de covid-19, el gel hidroalcohólico se ha convertido en un producto más de nuestro día a día.

Sin embargo, el alcohol provoca en muchas ocasiones sequedad en la piel e incluso erupciones.

Ante estos problemas y reacciones, la Academia Española de Dermatología y Venereología recomienda usar geles solo en momentos puntuales y utilizar el lavado de manos con agua y jabón como principal medida de higiene.

Además explican que cuando la piel ya presenta algún problema a raíz del uso del gel hidroalcohólico, no es recomendable utilizar crema hidratante, ya que puede incrementar la picazón del eccema. En este caso habría que acudir a un dermatólogo.

Además la OCU recuerda que:

1. Los geles solo deben usarse cuando no haya disponible agua y jabón, que siempre debe ser la alternativa preferente y además resulta mucho menos agresiva.

2. No debe abusarse de su empleo. Los geles son productos con un elevado porcentaje de alcohol que pueden terminar causando lesiones en pieles sensibles.

3. Hay que tener cuidado con los geles en spray, ya que tienen un alcance más amplio. Debe evitarse cualquier contacto con los ojos, las mucosas y las zonas dañadas de la piel.

4. En caso de ingestión debe llamarse inmediatamente al 915 620 420 (Servicio de Intoxicación Toxicológica), al 112 o acudir a urgencias.

5. Si el gel ha llegado hasta sus ojos, se recomienda lavarlos con agua corriente durante al menos 15 minutos, bajo el grifo o con la ducha. Si persisten las molestias, se debe consultar con el médico.