Erupción en La Palma. | Fran Pallero

La Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno canario recomienda a la población que, ante la caída de cenizas volcánicas que se registra en La Palma, evite en lo posible que estas finas partículas de roca y mineral entren en contacto con alimentos o cubra canaletas de lluvia o depósitos de agua.

Además de solicitar que se esté atento a la información que proporcionen las autoridades de Protección Civil en esta crisis, se mantenga la calma y no se propague rumores infundados, el departamento del Ejecutivo regional ha recalcado que se ha de respetar los cordones de seguridad que establezcan los servicios de seguridad y seguir sus instrucciones de “no acercarse por ningún motivo al volcán, o a los flujos de lava”.

En caso de caída de cenizas volcánicas, como las que cubren buena parte de La Palma, se recomienda permanecer en los domicilios hasta que se hayan asentado, a menos de que haya peligro de que se derrumbe el techo.

De igual forma, la Dirección General de Seguridad y Emergencias insiste en que si se tiene que salir a la calle se haga cubriendo nariz y boca con una mascarilla para evitar inhalar las cenizas directamente y protegiendo los ojos con gafas de protección tipo máscara.

No permanecer en áreas descubiertas y evitar hacer ejercicio al aire libre son otros de los consejos que se ofrece a la población.

Cuando esté cayendo ceniza, se recomienda cierre las puertas, las ventanas y toda la ventilación de la casa (chimeneas, calefacción o aires acondicionados.

Quitar la ceniza acumulada de los techos planos y de las canaletas de lluvia, mantener tapados depósitos y cisternas de agua, evitar que la ceniza haga contacto con los alimentos y lavar bien frutas y legumbres, además de no consumir alimentos al aire libre son otras de las indicaciones.

De igual forma, se recomienda limpiar arbustos y plantas y sacudir los árboles si es posible, además de usar la aspiradora, si se tiene, para limpiar muebles y alfombras con frecuencia y recoger con bolsas plásticas la ceniza acumulada y depositarlas en contenedores, evitando tirar estas partículas al alcantarillado público.

Tampoco se aconseja conducir cuando haya ceniza, a menos que sea absolutamente necesario, y si se tiene que conducir con ceniza densa y poca visibilidad se insta a extremar las precauciones y no sobrepasar los 40 kh/m.

Seguridad y Emergencia subraya que las cenizas volcánicas son fragmentos muy finos que pueden causar lesiones en las vías respiratorias, los ojos y las heridas abiertas, así como irritación en la piel, de ahí que sea beneficioso usar camisas de manga larga y pantalones largos, gafas protectoras tipo máscara y gafas en lugar de lentillas, además de llevar mascarillas de polvo o colocar paños húmedo sobre la boca.