El equipo de Policía Judicial de Vecindario y la Guardia Civil de la misma localidad, han procedido a la detención de un hombre y una mujer como presuntos autores de un delito de detención ilegal, tras retener a una persona dentro de una aljibe del sótano de un edificio sin acceso a agua potable, comida o ropa de abrigo. La víctima fue rescatada en estado de hipotermia, desorientado y con multitud de golpes por todo el cuerpo.

Los hechos se iniciaron después de que la Guardia Civil tuviera conocimiento de que un grupo de personas había propinado una brutal paliza a un hombre y lo había lanzado por una pequeña ventana al interior de una aljibe situada en el interior de un sótano.

Una vez en el lugar y tras fracturar el alambre de la de la puerta de acceso, de unos 100×70 cm, la fuerza actuante improvisó un arnés con eslinga para rescatar lo más rápido posible a la víctima, ya que la misma respondía de forma titubeante ante las preguntas del agentes y no se mostraba en buen estado, lo cual hacía temer por su vida.

El varón no tenía acceso a agua potable, comida ni ropa de abrigo / Guardia Civil

El pozo al que había sido lanzado el hombre tenía una caída de aproximadamente 3 metros, con una altura de agua de unos 25 centímetros y se encontraba totalmente incomunicado, lo que dificultaba la petición de auxilio por parte de esta víctima.

Finalizado el rescate, la Guardia Civil pudo localizar a dos de los presuntos agresores en unos edificios cercanos y además, en la casa de la detenida, una plantación ilegal de marihuana.

Por todo ello, la Guardia Civil se pudo incautar de 15 plantas de marihuana, diversos útiles e instrumentos necesarios para el cultivo en interior, por lo que a la mujer detenida por detención ilegal, también se e detiene por tráfico de drogas.