Tenerife sube a nivel 4 de alerta sanitaria ante el avance de los contagios registrados en los últimos días, alcanzando su máximo este jueves, cuando ha registrado 510 nuevos casos, la cifra más elevada de la pandemia.

Por su parte Gran Canaria, La Palma y Fuerteventura pasan al nivel 3, Lanzarote y La Gomera a nivel 2 y El Hierro se mantiene en el nivel 1.

Las nuevas medidas de nivel 4 entrarán en vigor a partir del próximo lunes 26 de julio y Tenerife, al ser la isla afectada por este cambio, va a comenzar a aplicar el uso de certificado COVID, que comenzará a exigirse en determinadas situaciones como actividades de restauración, donde se seguirá con un aforo interior del 50% pero todas las personas mayores de 18 años que accedan necesitarán el certificado.
No se aplicará el horario de restricción comercial, pudiendo abrir hasta las 00:00 horas.

Así lo han anunciado este jueves en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno de Canarias, el portavoz del Ejecutivo, Julio Pérez, el vicepresidente y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez, el consejero de Sanidad, Blas Trujillo, y la consejera de Turismo, Industria y Comercio, Yaiza Castilla.

Julio Pérez ha afirmado que los indicadores “serán revisados” y que los niveles que marcan la presión asistencial en las islas siguen subiendo, base en la que se sustenta este cambio de nivel en las islas.

El consejero de Sanidad, Blas Trujillo, ha explicado que la variante Delta del coronavirus es “mucho más contagiosa”, lo que explica el avance de los contagios tan vertiginoso estos últimos días, especialmente en Tenerife.

Canarias sigue este jueves en escalada al registrar 914 nuevos casos de Covid-19 en las últimas 24 horas, por lo que el total acumulado en el archipiélago se eleva a 72.344, mientras que no suma fallecidos por segundo día consecutivo y se mantienen en 804 en el último día, según datos de la Consejería de Sanidad del Gobierno canario.