Playa Jardín y San Telmo no lucirán bandera azul este año al determinar los análisis que el agua del mar, pese a ser apta para el baño, no alcanza los criterios de excelencia requeridos, según ha informado el Ayuntamiento de Puerto de la Cruz.

El Ayuntamiento trabaja junto a otras administraciones en la mejora de la calidad del agua del mar en las playas del municipio. Tras recibir la noticia de que Playa Jardín y San Telmo no contarán este año con bandera azul, el Consistorio subraya que, según las analíticas, la calidad del agua es buena y perfectamente apta para el baño.

El Consistorio ha informado de que durante los últimos años se han venido desarrollando actuaciones para eliminar vertidos al mar y señaló que ya hay nuevas acciones programadas y otras que se están planificando con el objetivo no solo de recuperar la excelencia en la calidad del agua y, con ella, los distintivos en sus playas, sino, sobre todo, de avanzar en la solución a los problemas estructurales de saneamiento que, como al resto del Archipiélago, afectan desde hace décadas a la ciudad.

El concejal de Playas, Alberto Cabo, indicó que la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (ADEAC), entidad que otorga las banderas azules, ha determinado, conforme a las analíticas realizadas en 2021, que la calidad de las aguas de baño en las costas del municipio, aún siendo buena, no ha sido excelente, y que este es un criterio indispensable para recibir la distinción.

Cabo añadió que desde la Administración municipal «se ha trabajado duro para que Puerto de la Cruz fuera acreedor de banderas azules» durante los tres años en los que ha sido responsable de Playas.

En este sentido, recalcó que en este tiempo «se ha realizado un esfuerzo importante junto al equipo de socorristas y el personal de servicios de las playas para mejorar diferentes aspectos de las zonas de baño, empezando por la apertura por vez primera de un expediente administrativo sobre las banderas azules y continuando con mejoras en el equipamiento de los puestos de socorrismo y primeros auxilios, la cartelería, la accesibilidad y la recogida selectiva de residuos, entre otros aspectos».

No obstante, indió que, si bien estas acciones permitieron recuperar las dos banderas azules que la organización retiró temporalmente en 2019 y mantenerlas los dos años siguientes, en esta ocasión no ha sido suficiente, ya que el criterio de la excelencia en la calidad del agua es imperativo. Para el concejal «no es una buena noticia, evidentemente, pero ha de tomarse como un acicate para seguir trabajando con el objetivo de que, el año que viene, Puerto de la Cruz vuelva a obtener el galardón».

Respecto a las acciones realizadas para mejorar el sistema de saneamiento y reducir vertidos, destacan las ejecutadas por el área de Ciudad Sostenible y Planificación en el entorno de la antigua piscina municipal, con la eliminación de varias conexiones irregulares de aguas fecales a la red de pluviales, y en San Telmo, donde se reparó el sistema de bombeo de los vestuarios, así como las desarrolladas por el área de Bienestar Comunitario y la empresa concesionaria Aqualia para reparar diversas canalizaciones en Playa Jardín.

En esta línea, desde el área de Concesiones Administrativas se trabaja en la redacción del nuevo contrato de la concesión del servicio de saneamiento que conlleva una inversión en la mejora de las instalaciones que alcanza los 9,5 millones de euros, que incluye actuaciones en el entorno de Playa Jardín.

Asimismo, el Ayuntamiento tiene ya planificadas diversas actuaciones de mejora de la red de saneamiento junto a las administraciones estatal, autonómica e insular en el casco, Punta Brava, la Calle Nueva, el entorno de El Botánico y otros puntos del municipio.

Además, se ha construido unos nuevos aseos en San Telmo y se han renovado los baños y vestuarios de las playas de El Castillo, El Charcón y Punta Brava, en Playa Jardín, que próximamente se abrirán al público en su totalidad.