García-Margallo: “España necesita que PP y PSOE puedan entenderse”

José Manuel García-Margallo durante el Foro Premium del Atlántico | Andrés Gutiérrez
José Manuel García-Margallo durante el Foro Premium del Atlántico | Andrés Gutiérrez

Por María Fresno

La nueva edición del Foro Premium del Atlántico, organizado por la Fundación DIARIO DE AVISOS, con la presencia del exministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, permitió escuchar de primera mano el termómetro de la situación de España ante el mundo, a través del testimonio del actor principal de la política exterior española en el último lustro. Tras la disertación de Margallo, en la sede permanente del Foro, el santacrucero Iberostar Grand Hotel Mencey, el exministro fue entrevistado por el director de DIARIO DE AVISOS, Carmelo Rivero; Jaime Pérez-Llombet, director de Proyectos del Grupo Plató del Atlántico, y Antonio Salazar, director de la revista La Gaveta Económica, que edita este mismo periódico. El también diputado del PP respondió a las preguntas de los asistentes, formuladas a través de la directora de Contenidos del grupo editor del DIARIO, Vanesa Bocanegra.

Margallo se refirió al actual sistema de pensiones, tan cuestionado últimamente, y reconoció que necesita de una reforma en profundidad. “Tenemos que saber qué pensiones queremos pagar y cómo las queremos pagar. No pueden tener un compartimento estanco, como ahora”, apostilló José Manuel García-Margallo, quien señaló que no le gusta “nada” el sistema de capitalización de las pensiones, como el que hay en Chile, en el que cada trabajador aporta una cantidad a un fondo. “Este sistema no funciona”, aseguró, “primero, porque las pensiones son muy bajas y, en segundo lugar, porque un pensionista tiene que tener seguridad y saber lo que va a cobrar, no esperar a ver si Apple sube o no”. Además, este sistema obliga a los pensionistas a ahorrar una parte importante de su salario, “por lo que en España, con los sueldos tan bajos, sería cobrar menos aún”. “Se trata de un servicio público esencial del que el Estado debe ser responsable y, además, debe garantizar”, añadió.

<
>

Fotos: Fran Pallero / Andrés Gutiérrez

Para el exministro, la mejor fórmula sería una mutualización de las pensiones con contribución europea. “Hay que reducir los gastos, y la mejor fórmula para ahorrar es la de reducir las cotizaciones sociales y aumentar los impuestos. Nunca me han gustado las cotizaciones sociales, porque las pagan unos pocos”, remarcó, para apostar por reducirlas o, incluso, quitarlas para tener más capacidad de gasto, y sustituirlas por un IVA más elevado, que pagan todos. Para ello, reclamó una reforma del sistema tributario “en profundidad”. Una reforma que, a su juicio, a España le vendrá muy bien para sustituir a la City de Londres, tan reclamada ahora tras el brexit. El Estado, en este punto, tendrá que trabajar por acercar a las grandes entidades financieras que quieran avanzar en la Unión Europea (UE), pero, para ello, precisó, “hay que simplificar los trámites administrativos y modificar el sistema tributario para convertirnos en una administración más amable”, porque solo con el sol y la paella “no es suficiente”.

En materia internacional, García-Margallo explicó que Trump, el presidente de Estados Unidos (EE.UU), no es ni “bueno” ni “malo”, sino simplemente “distinto”, y subrayó que entiende al país norteamericano como si fuera una sociedad anónima y sus ciudadanos sus accionistas, por lo que “rendirá cuentas solo a ellos”. Para negociar con EE.UU. hay que ser pragmático y convencerlo “de por qué tiene que ser tu amigo y, después, explicarle lo que quieres de él”. Aun así, afirmó que Trump traerá cambios llamativos, como la mejora de las relaciones con Rusia, y recalcó que África no está entre “sus objetivos”. A su juicio, el miedo a la globalización y a la pérdida de la identidad son algunas de las causas de la etapa de incertidumbre que se vive a nivel mundial.

Por Vicente Pérez

El ahora diputado José Manuel García-Margallo afirmó, en relación con la sentencia del caso Nóos, que se dio a conocer ayer, que el Estado de Derecho “existe”, “funciona”. “Después de unos días en que, por motivo de otros juicios, fundamentalmente en Cataluña, se está discutiendo del Estado Derecho, esta sentencia quiere decir que todos somos iguales ante la ley y que no hay una condena mientras no haya una sentencia por un juez imparcial en un procedimiento reglado”, expuso, para añadir que “esto es una buena noticia en cualquier país del mundo”.

“No sabemos qué tipo de salida tendrá la situación en Venezuela”

Por otra parte, expresó su preocupación por la situación política y económica de Venezuela, sobre la que a día de hoy confiesa no saber “qué tipo de salida tendrá”, porque el acortamiento de la elección presidencial, con el referéndum revocatorio, no resolvería el problema, sino que el presidente sería sustituido por el vicepresidente. Consideró necesario, eso sí, que la oposición, que es “muy plural”, se aúne en torno a un candidato. En todo caso, y siendo consciente de “lo tan importante que para Canarias es Venezuela”, apuntó que lo que interesa a España es que la nación sudamericana tenga estabilidad por los vínculos históricos y económicos que unen a ambos países. Durante su intervención, el exministro del Partido Popular recordó que Venezuela “ha sido el único país” con el que, durante su etapa al frente de la cartera de Exteriores, “hemos tenido contenciosos cuasi permanentes”, pues en el caso de Argentina hubo un conflicto puntual con la expropiación de Repsol. “Venezuela es el país más rico del mundo en reservas de petróleo, pero está en una situación económica de ruina absoluta”, apuntó.

José Manuel García-Margallo durante el Foro Premium del Atlántico | Andrés Gutiérrez
José Manuel García-Margallo durante el Foro Premium del Atlántico | Andrés Gutiérrez

“Canarias no debe temer por su seguridad en la globalización”

“Canarias no debe tener más miedo que cualquier otro territorio del mundo a la globalización”, manifestó García-Margallo, quien no ocultó que “el riesgo del terrorismo es cierto” en el Archipiélago, “pero como en cualquier otro lugar” del planeta. Lo sostuvo el exministro, conocedor del “gran trabajo” que realizan las fuerzas de seguridad y los servicios de información del Estado para atajar el yihadismo, en colaboración con Marruecos. Precisamente, para quien fuera responsable de Asuntos Exteriores las relaciones con el país magrebí deben ser prioritarias en la política exterior española, al punto de que “podría ser candidato a un acuerdo de asociación con la Unión Europea”. “Para España, la estabilidad de Marruecos es fundamental, debe ser nuestra prioridad número uno”, opinó. Y en este marco, defendió la creación en el Gobierno estatal de una Dirección General de Relaciones con el África Subsahariana. Y advirtió de que “África no está en las prioridades de EE.UU”.

José Manuel García-Margallo durante el Foro Premium del Atlántico | Andrés Gutiérrez
José Manuel García-Margallo durante el Foro Premium del Atlántico | Andrés Gutiérrez

PP Y PSOE PUEDEN LLEGAR A ENTENDERSE

El exministro de Asuntos Exteriores aprovechó la ocasión para defender que “España necesita dos grandes partidos en el centro, que puedan colaborar y alternarse”, en alusión a su partido, PP, y al PSOE, fuerzas políticas que, a su juicio, “podrían llegar a entenderse”.

Durante su conferencia, en el Iberostar Grand Hotel Mencey ante un público formado sobre todo por políticos y empresarios, el diputado estatal por el PP apuntó, eso sí, que todo depende del resultado del próximo Congreso federal que celebrará el PSOE, “pues si ganan los partidarios del no es no a Rajoy, nos llevaremos por delante el espíritu de la Transición, y eso nos conduciría a una deriva peligrosa” los próximos años. Ve posibilidades de colaboración con el sector del PSOE que lidera Susana Díaz, y confía en que “las cabezas más lúcidas” de los socialistas “saben que el objetivo de Podemos es hacer desaparecer al PSOE, algo que espero que no pase”.

El exministro ve “peligroso” a Podemos, pues lo juzga como un partido “antisistema, que lleva dentro la secesión y fuerzas de extrema izquierda, contrarias a las políticas del euro y a la defensa de la Alianza occidental”. Eso sí, advirtió de que “ante el populismo de izquierdas, la sociedad burguesa crea los habituales salvadores de derechas”, al tiempo que previno: “O entendemos los motivos de la actual indignación y la insatisfacción de la sociedad, o prenderá el fuego”.

“Necesitamos un buen Partido Socialista”, apostilló el parlamentario nacional por Alicante.

“En Cataluña nos faltó presencia, afecto y respeto por su identidad y lengua”

José Manuel García-Margallo no tuvo reparos en reconocer que el Gobierno estatal “debió haber tenido más presencia” en Cataluña y “haber dialogado más sobre los motivos de la desafección” de los catalanes hacia España.

“En Cataluña nos faltó presencia, también afecto y respeto por su identidad y lengua”. En todo caso, defendió que se tiene que dejar claro “sobre lo que se puede hablar y sobre lo que no”, y en este sentido consideró que el Ejecutivo central no puede tolerar otra consulta soberanista. El exministro de Exteriores, que continúa como diputado en las Cortes, apuntó que en ese diálogo deseable se debe buscar un acuerdo sobre la reivindicación relativa a las inversiones y el respecto a la cultura catalana, porque, parafraseando al político catalanista -fallecido en 1947- Francesc Cambó, “la solución a lo de Cataluña es reconocer su realidad, no negarla, y en todo caso, conciliarla con la de España”.

Eso sí, rechazó la opción de la independencia, porque la considera “imposible” en el marco de la Unión Europea (UE), así como en el de las Naciones Unidas.

Sobre la UE

Sobre la UE, por la que el exministro muestra una gran pasión, auguró un futuro que pasa por la creación de una federación con los países que comparten el euro; una confederación externa de naciones que no comparten moneda, y una tercera vecindad, que denominó “plus”, en la que estarían Turquía y Rusia. García-Margallo explicó que uno de los primeros objetivos de esta federación de países debe ser la consolidación fiscal, que debe suponer para la UE más poder y la obligación de los estados de cumplir las exigencias en materia de deuda, déficit o desequilibrios presupuestarios.

Para el exministro, el triunfo en referéndum del sí a la salida de Gran Bretaña de la UE fue “un fenómeno prodigioso”, tan inesperado que el propio Gobierno británico “no tenía un plan B”. García-Margallo prevé que al final habrá un acuerdo de libre comercio con la UE.

Más noticias
Sigue el Foro Premium del Atlántico con José Manuel García-Margallo
TE PUEDE INTERESAR