puerto de la cruz

El arte de Mueca revitaliza el Puerto

La masiva asistencia de público ha sido un año más la constante en todos los espectáculos callejeros programados dentro de un Festival Internacional Mueca que sigue creciendo. Sergio Méndez

La sonrisa de un clown, las acrobacias aéreas y las ocurrencias de mimos convertidos en arlequines modernos han cautivado, un año más, a las 60.000 personas que durante cuatro días se han dado cita en el Puerto de la Cruz para disfrutar de un centenar de espectáculos de teatro, danza y circo, bajo el gran paraguas del Festival Internacional de Arte en la Calle Mueca, que ayer puso el colofón en una ciudad desbordada de arte y de gente. Las calles y plazas del Puerto se han llenado estos días de arte y grandes dosis de risa, y hasta de peluquería. La compañía vasca Osadía hizo que el público más atrevido regresara a su casa con un moderno peinado después de someterse a una intensa sesión de peluquería y maquillaje en las calles del Puerto. Abubukaka, con el estreno de su espectáculo Cuneta Deluxe, por su parte, consiguió que los miles de asistentes que desde el jueves y hasta el sábado llenaron las gradas del Espacio Aqualia-Muelle 1 volvieran a su casa con una sonrisa continua pintada en la cara. Los chilenos Mr Mostacho y Karcocha tuvieron como tarea hacer sonreír a quienes han marcado en la programación del Festival no perderse las ocurrencias de estos dos mimos chilenos. Los dos lo han conseguido con creces.

De igual modo, las compañías con sello canario también llenaron estos días las calles del Puerto de la Cruz de teatro. Burka, con su espectáculo Romeo y Julieta. Los amantes de Verona visitan Mueca y Reymala, con Stronger, dejaron en buen lugar a los profesionales de las Islas que se han dejado ver por Mueca. Mientras tanto, el grupo de teatro local La Pandilla, un clásico en la programación, volvió a dejar claro que en teatro tienen mucho que decir en Puerto de la Cruz.

Más noticias
El Puerto de la Cruz pone en marcha la Oficina de Servicio de Atención al Extranjero
Foto SERGIO MÉNDEZ

The Primitals, un montaje con sello Yllana en colaboración con Primitals Bros, también dejó muy buen sabor de boca en Mueca. Un musical a capela, una historia surrealista con cuatro aborígenes como protagonistas y temas de las mejores bandas sonoras de John Williams fueron los ingredientes para llenar de público y sonrisas cómplices, el pasado sábado, el Espacio Fundación Caixa-CajaCanarias-Plaza de Europa. También salieron victoriosas la compañía balear Circ Bover, con Vincles y sus peripecias con cañas de bambú, y los canadienses Flip Fabrique con Atrappe Moi, un espectáculo ágil y ameno de acrobacias y humor que dejó al público pegados a sus asientos durante una hora. La compañía hispano-argentina Puja, con Quixote, un montaje creado en 2016 coincidiendo con el cuarto centenario de la muerte de Miguel de Cervantes, dejó claro en Mueca que son claros aspirantes a llevarse el Premio Max de las Artes Escénicas como Mejor Espectáculo de Calle el 5 de junio en Valencia. Las compañías Shakti Olaizola, Impulso con la canaria Bibiana Monje, Vértice, Bubbie On Circus o el clown Barto, junto a la batucada de Bloko del Valle, también han dejado buen sabor de boca.

Mueca bajó el telón tras ver desfilar por sus calles a artistas de numerosas nacionalidades y lo hizo pensando ya en 2018, con el objetivo de ampliar el festival hasta la tarde del domingo.

TE PUEDE INTERESAR