CULTURA

Una fotógrafa tinerfeña expone en Somerset House de Londres

La obra de Bibiana Omar Zarjtai fue finalista en los Sony World Photography Awards

Bibiana Omar Zarjtai
La obra de Bibiana Omar Zarjtai fue finalista en los Sony World Photography Awards. / DA

POR BENJAMÍN REYES

La obra fotográfica de Bibiana Omar Zarjtai se puede contemplar hasta el 8 de mayo en Somerset House de Londres. No es una muestra baladí, ya que para formar parte de ella es requisito indispensable ser finalista de los Sony World Photography Awards, que en su novena edición ha recibido la cifra récord de 230.103 imágenes, procedentes de 186 países, por lo que está considerado el concurso fotográfico de mayor envergadura a escala internacional.

“Hace dos años vi la exposición in situ y me impresionó mucho. No pude evitar pensar que algún día me encantaría formar parte de este concurso internacional. Este año me animé a participar, aunque nunca me imaginé quedar finalista”, expone Zarjtai, que ha sido uno de los seis fotógrafos españoles finalistas.

La fotógrafa tinerfeña, afincada en Berlín, participó en la categoría de Naturaleza muerta en la modalidad Arte con una serie de imágenes detalles de plantas en blanco y negro bajo el título de Closer en la que quería representar “la cantidad de facetas que cualquier objeto puede tener. Al acercarnos a los objetos se pueden descubrir nuevos paisajes. Se puede conseguir la capacidad de abstracción eliminando el contexto. Las plantas son idóneas para este propósito pero también me gustaría explorar otros objetos y materiales como el metal”, arguye.

Blanco y negro

Bibiana Omar Zarjtai, que ya ha expuesto en Fotonoviembre o en la galería Neurotitan de Berlín, explica que “para sacar estas fotos usé una cámara de medio formato con una lente macro casera usando dos lentes unidas”.

Concita la atención el uso del blanco y negro en la serie de diez imágenes de Closer. “El blanco y negro siempre fue mi preferencia personal, es lo que me sale más natural, y también disfruto de revelar yo misma lo cual no puedo hacer con negativos en color. Aunque poco a poco sí que voy añadiendo fotos en color a esta serie ya que me parece que pueden apoyar el aspecto abstracto de ellas”, argumenta la joven creadora.

Cuando se le pregunta ¿qué debe de tener una imagen para destacar sobre las demás?, responde: “Supongo que esto es algo muy subjetivo, cada individuo busca algo diferente y cada foto o serie de imágenes tiene fuerza por diferentes motivos. Lo que yo quería conseguir con esta serie, además de reinterpretar lo que veo con mi cámara, es inspirar nuevas formas de mirar y dar a pensar respecto a lo que se está viendo. Me gustaría que cada espectador que contemple las fotos pueda interpretar algo diferente”, expone.

“La fotografía –prosigue- siempre fue mi medio de expresión favorito, y a pesar de que pasé un largo tiempo explorando otros medios, ninguno significa tanto para mí como la fotografía”, especifica Zarjtai, que quiere dedicarse profesionalmente a este medio de expresión.

Esta viajera empedernida, después de casi una década viviendo en Inglaterra, donde estudió cine, ahora vive en Berlín desde hace seis años. “Desde muy joven quise viajar, quizá por las historias de aventuras que me contó mi padre o quizá porque lo llevo en la sangre. No sé lo que vendrá después, pero espero seguir viajando y viviendo en sitios diferentes”, apostilla.