Peñalver declara que sufrió abusos cuando era menor de edad por parte de Millán

El medallista en Barcelona 92 ha confirmado a este periódico, así como a otros medios, su declaración así como su apoyo al atleta tinerfeño que denunció los hechos
Imagen de archivo de Antonio Peñalver en plena competición; arriba en el recuadro, Miguel Ángel Millán. Elite / DA

El que fuera medallista olímpico en los Juegos de Barcelona 92 y posteriormente director general de Deportes en la Comunidad de Murcia, Antonio Peñalver, declaró en una comisaría de la Policía Nacional a finales de la semana pasada que sufrió presuntos abusos sexuales en la década de los ochenta a manos de su entonces preparador deportivo, el entrenador nacional de atletismo Miguel Ángel Millán, quien fue detenido el pasado lunes en La Laguna tras ser denunciado por un joven tinerfeño de 19 años por hechos similares, según la información captada en fuentes cercanas a la investigación de este caso.

La declaración de Peñalver, a cuyo contenido ha tenido acceso DIARIO DE AVISOS, es breve pero contundente. En la misma se recuerda que los lazos del exitoso deportista con el ahora investigado se remontan a la etapa escolar del primero, ya que Millán daba clase en el centro donde cursaba sus estudios. Asegura Peñalver que los supuestos abusos se prolongaron durante varios meses cuando él apenas contaba con 13 o 14 años de edad, unos hechos que en todo caso estarían prescritos desde la perspectiva penal, dado el considerable tiempo transcurrido.

Las fuentes aludidas apuntan a que Peñalver se decidió a realizar esta declaración tantos años después al tener constancia de la denuncia presentada en Tenerife el pasado junio, y que han originado las diligencias que hoy se practican en el Juzgado de Instrucción Número 2 de La Laguna.

El relato del reconocido decatleta, realizado bajo juramento en unas dependencias policiales de Murcia, ofrece significativas similitudes con el del joven tinerfeño, al coincidir tanto en la edad que tenían como en el supuesto comportamiento que achacan ambos a Millán, su entonces preparador. Además de la denuncia del tinerfeño y del testimonio del referido medallista olímpico, otros cuatro exdiscípulos de este prestigioso preparador deportivo dan cuenta de otros tantos presuntos abusos por parte del mismo.

De esos seis relatos, cuatro fueron recabados en Murcia y proceden del grupo de trabajo creado alrededor del vínculo surgido entre una estrella como Peñalver y el propio Millán, considerado como descubridor del medallista olímpico y entrenador de referencia en España a la hora de practicar disciplinas como las pruebas combinadas y los lanzamientos.

En las declaraciones de los cuatro exatletas murcianos se cita una casa de campo que el grupo utilizaba para breves concentraciones, y que se ubica en un paraje conocido como Fuente Blanca. En medios de comunicación de la comunidad murciana se especula que estos presuntos abusos acabaron con la relación entre Peñalver y Millán tras los Juegos de Barcelona, pero no hubo denuncias.

Los otros dos testimonios son el del joven tinerfeño ya referido y el de un exatleta que trabajó con Miguel Ángel Millán en la Isla durante la década pasada.

La estrella deportiva que pasó del podio olímpico al diván de un especialista

Antonio Peñalver es uno de los mejores atletas españoles de la historia y se encuentra en el selecto grupo de los que han logrado una medalla olímpica en el decatlón. El hecho de que la presea fuera de plata y que se lograse en una disciplina tan exigente como esta resalta aún más el éxito de este murciano nacido en 1968. Tras retirarse de los estadios, Peñalver ha tenido una trayectoria relevante, especialmente en su comunidad autónoma, donde fue director general de Deportes hasta 2015. Peñalver, un hombre de natural reservado que ayer rehusó cortésmente realizar declaraciones, ha reconocido en algunas entrevistas que le costó asumir algunos efectos colaterales (popularidad excesiva, mayor exigencia en los resultados, etc.) de un éxito como el logrado en aquellos Juegos de Barcelona. Al parecer, el exatleta recurrió a un especialista para afrontar ese nuevo escenario en el que dejaba de figurar Miguel Ángel Millán, una figura clave presente desde su infancia y con el que contactó cuando daba clase en su colegio.

Miguel Ángel Millán Sagrera
Imagen reciente de Miguel Ángel Millán Sagrera. DA

El entrenador se niega a declarar y queda libre con cargos tras retirársele el pasaporte

El entrenador nacional de atletismo Miguel Ángel Millán quedó ayer en libertad con cargos tras comparecer ante la autoridad judicial en horario de mañana, al expirar el plazo legal previsto para que fuera presentado en un juzgado, ya que la detención se produjo minutos después de las nueve y media de la mañana del pasado lunes. También se dictaron medidas cautelares contra este reconocido técnico deportivo, al que se le retiró su pasaporte y se le obliga a presentarse en el juzgado los días 1 y 15 de cada mes.

Tal decisión fue adoptada por el Juzgado de Instrucción Número 3 de La Laguna, ayer de guardia, y coincide con la solicitud realizada desde el Ministerio Fiscal. Por el contrario, la representación legal del denunciante tinerfeño, personada como acusación particular, pidió sin éxito la prisión provisional para el implicado, al que se le acusa de la presunta comisión de un delito continuado de abusos sexuales a un menor de edad. Acogiéndose a su derecho, Millán prefirió ayer no prestar declaración.

Entre las medidas cautelares dispuestas llama la atención a varios juristas consultados por este periódico que no se dictara una orden de alejamiento que impidiese, por ejemplo, la presencia del técnico en recintos deportivos. Dichos especialistas explicaron que se trata de una medida habitual para este tipo de asuntos, si bien recordaron que el juez no está facultado para disponerla a iniciativa propia, sino que tiene que ser solicitada por una de las partes (en este caso, la Fiscalía). Sea como fuere, puede haber influido el hecho de que Millán, de 66 años de edad, se jubiló hace unos meses, si bien sus nexos con el deporte al que ha consagrado buena parte de su vida siguen siendo importantes.

Otra circunstancia llamativa sobre lo acaecido ayer es que el técnico abandonó los juzgados por una puerta secundaria para eludir a la numerosa prensa que le esperaba a la salida. Tras la llegada de Joaquín Astor Landete a la Presidencia de la Audiencia provincial tinerfeña, esta práctica antes habitual fue prohibida por el referido magistrado.

Cabe recordar que la denuncia del joven tinerfeño que da pie a estas diligencias fue inicialmente archivada en una decisión recurrida con éxito. Posteriormente, la Policía Nacional ha recopilado otros cinco testimonios de otras tantas supuestas víctimas del técnico.

TE RECOMENDAMOS