Tribuna

La última oportunidad

En pocas semanas se inicia la campaña de primarias en el Partido Socialista en Canarias. Será el momento en que la militancia demuestre si quiere seguir la estela del partido en el ámbito nacional de girar a la izquierda o si por el contrario mantiene la línea seguida hasta ahora

En pocas semanas se inicia la campaña de primarias en el Partido Socialista en Canarias. Será el momento en que la militancia demuestre si quiere seguir la estela del partido en el ámbito nacional de girar a la izquierda o si por el contrario mantiene la línea seguida hasta ahora de mantener a Coalición Canaria en el poder, gracias a la muleta que le prestan de los socialistas.
Ya les adelanto que yo quiero un giro a la izquierda que posibilite al PSOE llegar a la Presidencia del Gobierno para producir los cambios que estas islas necesitan en políticas como Sanidad, Empleo, Asuntos Sociales, Educación… Es decir, un Gobierno de izquierda comprometido con los problemas de los que vivimos en esta tierra.

Por eso espero que los candidatos que se proponen para ocupar la Secretaría General del PSOE digan alto y claro qué es lo que quieren hacer. Y por si tienen alguna duda, ya les adelanto que estoy de acuerdo con la decisión de Juan Fernando López Aguilar, que no es otra que mandar a CC-ATI a la oposición.

Dicho esto, no se les escapa que algunos harán todo lo posible por ningunear a López Aguilar, empleando incluso los medios de comunicación afines al régimen que nos gobierna. Y por eso quiero que otros candidatos digan, con firmeza, si quieren ese giro a la izquierda o respetar los pactos que otros han incumplido de forma sistemática. Si quieren un Gobierno comprometido con sus ciudadanos o un Gobierno comprometido con sus propios intereses. Ahora, en el proceso que iniciamos, no valen medias tintas.

Y antes de que me lo echen en cara, sí, les reconozco que he tenido mis más y mis menos con Juan Fernando López Aguilar. Seguramente los seguiré teniendo en el futuro, porque la confrontación de ideas no es mala, ni mucho menos. Pero a pesar de esas discrepancias, López Aguilar es el candidato que ahora necesita el PSOE. Y más importante aún, es el candidato que necesitan los ciudadanos de Canarias.

Ahora, en este partido, al que pertenezco desde que tengo uso de razón, la discrepancia se castiga con el silencio o la expulsión. Se ha caído en la trampa hábilmente diseñada por Coalición Canaria-ATI de dividir al partido en los municipios donde a los nacionalistas les interesaba mantener una mayoría exigua. La disparidad de criterios se ha saldado con la creación de gestoras en la Ejecutiva Regional, en la Insular de Tenerife, en La Laguna, en El Rosario… Y con una finalidad tan evidente como catastrófica para un partido: secuestrar la voz de la militancia.

Las últimas primarias celebradas en nuestro partido arrojaron un resultado contundente de una militancia que, lejos de instalarse en el desánimo, acudió a las urnas para hacerse oír alto y claro. Ahora nos toca el turno a los socialistas canarios. No valen, insisto, medias tintas, y los socialistas tenemos que elegir si queremos un candidato al servicio de los ciudadanos o apuntalar un Gobierno que no respeta los acuerdos y que no es capaz de pedir perdón por saquear las arcas públicas; si votamos por un giro a la izquierda o por mantener a los nacionalistas en el poder.

Afortunadamente, la militancia de este partido es libre de elegir a quien considere la persona idónea para dirigir su futuro. Y espero, a la vista de la situación actual de los socialistas, que apueste por Juan Fernando López Aguilar para iniciar el camino que llevará a CC-ATI a la oposición después de tantos años en los que han conseguido colocarnos a la cabeza del desempleo y del fracaso escolar y con una sanidad pública en entredicho.

Los militantes, entre los que me incluyo, por supuesto, tenemos la última palabra. Y esta va a ser la última oportunidad.

*Cabeza de lista del PSOE de La Laguna y concejal del Ayuntamiento