tribuna

Punto muerto

El Parlamento de Canarias ha echado el cerrojo y comienza su periodo de vacaciones hasta septiembre

El Parlamento de Canarias ha echado el cerrojo y comienza su periodo de vacaciones hasta septiembre. Y de nuevo, la reforma electoral ha quedado pospuesta hasta que se reanuden los trabajos parlamentarios.
También ha quedado en punto muerto, o tirado en la cuneta, el trabajoso acuerdo de gobierno entre Coalición Canaria y el Partido Popular, que se ha cansado de las dilaciones de los nacionalistas que, en el fondo, no querían repartir cargos porque la que se les venía encima no era una tontería, sobre todo en Gran Canaria, donde su nuevo líder podía quedar despojado de toda aspiración de futuro y se consolidaría la creencia popular de que en este Gobierno manda ATI y lo demás se lo trae al pairo. Fernando Clavijo no sabía cómo salir del atolladero con los dirigentes insulares de su partido afilando el cuchillo a ver quién perdía el despacho, el coche oficial y el sueldo a fin de mes, que ahí fuera hace mucho frío.

Cuando escribo este comentario aún no sabemos qué persona va a liderar el Partido Socialista en Canarias, que lleva unos meses en punto muerto, también. Ni está en el Gobierno, ni en la oposición, liderazgo que le acaba de arrebatar el Partido Popular una vez frustrado el pacto con Coalición Canaria. Ahora, los populares están en el punto de mira de todos, a la espera de ver si le empiezan a buscar las cosquillas a los chicos de Clavijo -que ya lo han hecho con el asunto de la Televisión Canaria- o se diluyen tras la pantalla de la responsabilidad en los asuntos de las Islas, que eso queda muy bien cuando se trata de un quiero y no puedo en política. En punto muerto, además, han quedado los pactos en cascada que no han cascado, y perdonen la redundancia, por los vaivenes políticos de los últimos meses. ¿Qué pasará con el Ayuntamiento de La Laguna? ¿O con el Cabildo de Tenerife? Pues ya veremos qué dice el nuevo secretario general del PSOE. ¿Y Puerto de la Cruz? Pues depende del nivel de beligerancia que el PP emplee contra Coalición Canaria… Vamos, que entramos en un punto muerto llamado vacaciones de verano que ha dejado sin resolver también los atascos en la autopista del Norte de Tenerife o el cierre del anillo insular, ahora que todo el mundo emigra al Sur y lo que toca es dejarse ver en Candelaria el 15 de agosto, alguna fiesta popular y poco más.

Me preocupa que, en este punto muerto en el que acabamos de entrar, se pierda la agilidad en la Administración pública canaria para ejecutar el presupuesto, esa lluvia de millones de la que alardean nacionalistas y populares. Por el momento, a los únicos que le ha lucido el apoyo al Ejecutivo de Mariano Rajoy es a los de Nueva Canarias, que celebran con júbilo el trasiego de pasajeros en puertos y aeropuertos porque nunca fue tan barato viajar entre islas. En guagua no. Eso es otro cantar del que nadie habla, claro.

Visto el panorama, me van a perdonar que yo también me tome unas vacaciones. Si Diario de Avisos no decide lo contrario, nos volvemos a ver y a leer en septiembre. Y no abusen del sol, que es malo para la salud.

*Cabeza de lista del PSOE La Laguna y concejal del Ayuntamiento