Foro Premium del Atlántico

“El PP se lo ha ganado a pulso; la condena de Gürtel proyecta una imagen muy negativa de España”

Jorge Dezcallar entiende la preocupación existente, “se conocen casos todos los días”, pero el diplomático recuerda que “en España no hay más corrupción que la que se da en otros lugares”

Jorge Dezcallar en Foro Premium del Atlántico / Fran Pallero

El diplomático Jorge Dezcallar declaró ayer en exclusiva a DIARIO DE AVISOS sobre la sentencia de la Audiencia Nacional en el llamado caso Gürtel que “el Partido Popular se lo ha ganado a pulso”, y que, “como propone el periodista Iñaki Gabilondo, habría que preguntarle a Mariano Rajoy si es del PP, porque no se entera de nada”. Invitado ayer del FORO PREMIUM DEL ATLÁNTICO, Dezcallar consideró “muy triste que el partido que gobierna España se vea envuelto en no uno ni dos, sino en muchos casos, por lo que entiendo que hay que adoptar una postura más firme y radical contra la corrupción”. Con una brillante carrera en política exterior a sus espaldas, el que fuera embajador español en Estados Unidos o el Vaticano reconoció que “me da pena”, dado que “en el exterior nos afecta mucho, porque seguro que es noticia a nivel internacional que el partido que gobierna la cuarta economía de Europa sea condenado por estas cosas”.
En consecuencia, Dezcallar considera que “se proyecta una imagen muy negativa de nuestro país, porque si bien lo de la Marca España es una loable iniciativa, hay que predicar con el ejemplo”. Sin embargo, sobre la decepción existente entre la ciudadanía ante la proliferación de asuntos turbios en la política española, quiso puntualizar que “si bien es normal que se piense así porque tenemos casos todos los días, lo cierto es que en España no hay más corrupción que la que se da en otros países”.

fp forum Dezcallar 00_339 fp forum Dezcallar 73_264 Jorge Dezcallar en Foro Premium del Atlántico / Fran Pallero Jorge Dezcallar en Foro Premium del Atlántico / Fran Pallero Jorge Dezcallar en Foro Premium del Atlántico / Fran Pallero Jorge Dezcallar en Foro Premium del Atlántico / Fran Pallero Jorge Dezcallar en Foro Premium del Atlántico / Fran Pallero Jorge Dezcallar en Foro Premium del Atlántico / Fran Pallero Jorge Dezcallar en Foro Premium del Atlántico / Fran Pallero Jorge Dezcallar en Foro Premium del Atlántico / Fran Pallero Carmelo Rivero y Jorge Dezcallar en Foro Premium del Atlántico / Fran Pallero Carmelo Rivero, Jaime Pérez Llombet, Jorge Dezcallar y Moisés Grillo en Foro Premium del Atlántico / Fran Pallero Jorge Dezcallar en Foro Premium del Atlántico / Fran Pallero Jorge Dezcallar en Foro Premium del Atlántico / Fran Pallero 24052018-fp dezcallar 2 02_335 24052018-fp dezcallar 2 03_336 24052018-fp dezcallar 2 04_337 24052018-fp dezcallar 2 05_338 fp forum Dezcallar 01_340 24052018-fp dezcallar 2 00_333 24052018-fp dezcallar 2 01_334
<
>

Durante su intervención en el foro que organiza la Fundación DIARIO DE AVISOS y que tiene como sede permanente el Iberostar Grand Hotel Mencey, Jorge Dezcallar respondió sobre los temas de máxima actualidad en un desayuno-coloquio moderado por el director del periódico, Carmelo Rivero, y los periodistas Jaime Pérez Llombet y Moisés Grillo, y en el que no faltaron las preguntas de los invitados a esta cita. Así, el diplomático no dudó en apuntar que, para poner remedio a la crisis generada por el procés catalán “hay que hacer algo más que llevarlo a los tribunales”, si bien entiende que “no respetar las leyes es lo más antidemocrático que existe”.

Jorge Dezcallar en Foro Premium del Atlántico / Fran Pallero

“La bomba ha estallado ya porque hay una brecha profunda entre los propios catalanes”, que además “deben resolverlo entre ellos”, ya que una división de la población al 50% “no va a otra cosa que a una guerra civil”, explicó a los presentes quien también fuera director general para el Magreb en Asuntos Exteriores. En su visión general sobre nuestro país, Jorge Dezcallar consideró que, tanto con respecto a Cataluña como en otros asuntos, “hace falta poner sobre la mesa un proyecto ilusionante y común; España es una democracia joven donde no tenemos cultura de pacto ni esa inmediatez anglosajona, donde todo el mundo conoce perfectamente a quienes les representan, mientras que aquí seguimos con las listas cerradas”.

Tratándose de quien dirigía el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) cuando se produjo el atentado de los trenes de Madrid, aquel infausto 11 de marzo de 2004, era inevitable recabar su opinión sobre unos días en que “los partidos políticos jugaron a lo suyo”, dado lo inminente de las elecciones que finalmente ganó José Luis Rodríguez Zapatero.

Jorge Dezcallar en Foro Premium del Atlántico / Fran Pallero

A juicio de Jorge Dezcallar, “Aznar tenía que haber tomado decisiones conjuntas, sentarse con todos y decidir si se aplazaban o no las elecciones y demás”, para a continuación reconocer que, a pesar de estar reunido con él dos días después del atentado, el entonces ministro del Interior, Ángel Acebes, “no me comunicó que ya habían detenido a varios sospechosos, y cuando volví al CNI tenía seis llamadas pendientes de la Moncloa. No era Aznar, sino Alfredo Timermans [entonces secretario de Estado de Comunicación]. Quería que saliera en televisión a desmentir una información de la SER, y que dijera que estábamos investigando a ETA, pero me negué. En realidad, el CNI quedó marginado de la investigación, nos dejaron fuera de juego y los motivos habría que preguntárselos a los miembros de aquel Gobierno”, apostilló.

Este experto en asuntos internacionales habló igualmente de España desde una perspectiva más global, alertando de que “somos un gran país al que Europa, sumida en una gran crisis, espera y necesita, pero debemos mirarnos menos el ombligo”. Tras echar en falta cierta pujanza española en los últimos años a la hora de su proyección política exterior, Dezcallar señaló que “es probable que, como ocurre ahora mismo en Francia, haya llegado el tiempo de hacer reformas”.

En cuanto a su nuevo libro, El anticuario de Teherán, Jorge Dezcallar se mostró “feliz porque en unas semanas ya estamos por la segunda edición”, lo que justificó reconociendo que “si Valió la pena fueron unas memorias más oficiales, ahora he contado las vivencias de quien ha estado en los grandes salones, sí, pero también en muchos campos de refugiados”.