sociedad

Las violaciones se duplican en las Islas durante el primer trimestre del año

De los 12 casos de agresión sexual con penetración registrados en los tres primeros meses de 2017 se ha pasado a 24, de los cuales 16 fueron en Las Palmas y, la mayoría, en los municipios turísticos

Las movilizaciones del pasado 8 de marzo tuvieron en el rechazo a la sentencia del caso La manada uno de sus temas centrales. Europa Press

Ahora que los casos de agresión sexual se encuentran bajo el foco de la opinión pública española tras la polémica sentencia del llamado caso La Manada, lo cierto es que la incidencia de este tipo de infracciones penales ha registrado un notable aumento en el primer trimestre del año, a tal punto que en Canarias se han duplicado los casos, mientras que en el conjunto del Estado el aumento es cercano al 30%. Así lo demuestra la nueva entrega del Balance de Criminalidad ofrecida por el Ministerio del Interior, donde se desvela que, de las 12 agresiones sexuales con penetración contabilizadas desde enero a marzo de 2017 se ha pasado a un total de 24 en el Archipiélago. El aumento tiene clara denominación de origen en la provincia de Las Palmas, donde se sube de las cinco violaciones del primer trimestre del año pasado a un total de 16, mientras que en Santa Cruz de Tenerife se pasa de 7 a 8 casos.

Otro dato ineludible para una mejor comprensión de la estadística radica en que la gran mayoría de los casos se localiza en las principales zonas turísticas de las Islas, tanto en la provincia oriental como en la occidental. Lo cierto es que estos datos ya han tenido su eco político, por cuanto la portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Dolores Corujo, denunció la semana pasada lo que considera como “falta de voluntad política” del Gobierno de Fernando Clavijo a la hora de respaldar a las mujeres canarias víctimas de agresiones sexuales.
Respecto al balance estatal, remarca esta tendencia alcista en este tipo agravado de las agresiones sexuales, por cuanto crece el total, desde los 289 del arranque del año pasado hasta los 371 del actual, es decir, un aumento del 28,4%.

O dicho de otra manera, en los tres primeros meses del año actual se produjeron cuatro violaciones al día en España.

Centrados en el caso canario, lo cierto es que llama la atención este crecimiento de las agresiones sexuales con penetración justo en un trimestre donde la criminalidad ha descendido en las Islas, especialmente en la provincia tinerfeña, donde el descenso es del 9,4%.

Más allá de un inmediato reflejo del caso La Manada, lo cierto es que el movimiento feminista vive momentos álgidos en nuestro país, como se comprobó en las manifestaciones del pasado 8 de marzo, cuando, las calles de ciudades como Santa Cruz de Tenerife se llenaron de un gentío motivado por el afán de reivindicar los derechos de las mujeres. A ello hay que sumar otros fenómenos, como el #MeToo (Yo También) surgido en Hollywood a raíz de las denuncias por presunto acoso contra Harvey Weinstein, alma mater de Miramax, y hasta entonces intocable, que ha encontrado su reflejo español con la etiqueta #Cuéntalo.

La influencia del 8 de marzo o de las referidas campañas de denuncias han de ser tenidas en cuenta en las agresiones sexuales, por cuanto se trata de una tipología delictiva cuyas víctimas son remisas a desvelar lo acaecido ante la certidumbre de que no son pocos los casos en que se escudriña su conducta tanto o más que la de los denunciados.
Si nos atenemos al capítulo dedicado al conjunto de los delitos contra la libertad e indemnidad sexual, se constata igualmente un aumento en el primer trimestre de este año. Por lo que respecta a la estadística estatal, la subida respecto al mismo periodo de 2017 es del 13,8%, mientras que en Canarias llega hasta el 32,9%, al crecer de 140 infracciones criminales desde enero a marzo del año pasado a las 186 contabilizadas ahora. De nuevo, es la provincia de Las Palmas donde está la clave de dicho ascenso, ya que se pasa de 74 a 118 (59,5%), mientras que en las islas occidentales prácticamente se repiten los resultados, de 66 a 68, apenas el 3% más.

Las otras ‘manadas’

Más allá de la frialdad de las cifras, lo cierto es que la ya referida sentencia del caso La Manada ha centrado la atención pública en las agresiones sexuales en grupo, por mucho que los sucesos acaecidos en los Sanfermines de 2016 no fueran novedosos en nuestro país. Solo en los últimos años, un somero repaso incluye el caso que tuvo lugar en Mataró, cuando en noviembre de 2016 se arrestó a tres jóvenes por violar a una chica de 17 años con discapacidad intelectual. En enero de 2017, el Ayuntamiento de Barcelona alertó de una ola de agresiones sexuales en el frente marítimo de la ciudad cometidas por grupos de hombres, mientras que en septiembre del mismo año seis menores fueron detenidos por abusar sexualmente de dos niñas de 12 y 13 años en Cádiz. En diciembre pasado, cuatro hombres de entre 26 y 32 años fueron apresados por violar a una turista danesa en Mogán (Gran Canaria). Ya en 2018, fue en marzo cuando se arrestó a 10 varones por violar a tres chicas de 14, 15 y 17 años en Alicante, la misma localidad en la que, un mes después, se detuvo a otros tres hombres por la violación de una joven de 19 años.

Notable caída de la criminalidad en la provincia tinerfeña

Los datos del Ministerio del Interior sobre la criminalidad registrada durante el primer trimestre del año son especialmente positivos por lo que respecta a la provincia de Santa Cruz de Tenerife, por cuanto los delitos descienden en el 9,4%, gracias a la bajada en el número de robos con violencia e intimidación (19,4%), hurtos (16,3%) y sustracciones de vehículos (16,5%). En cuanto a la provincia de Las Palmas, la estadística es prácticamente idéntica a la del mismo periodo de 2017.