Suplemento Sector Primario

Desde muy antiguo los productos canarios conquistaron los paladares más exigentes, dada su calidad diferenciada

Los datos vienen a confirmar que Canarias conquista los mercados con calidad y afronta con renovada ilusión retos que, si bien resultan cada día más exigentes, se asumen como alcanzables

No es preciso hacer uso de referencias históricas, de las abundantes citas con las que ilustres viajeros hicieron constar la grata sorpresa que les deparó el encuentro con los productos cosechados en el suelo isleño, o de recurrir al aval de calidad que, fruto del empeño y la constancia, hemos ido cosechando al paso de los años.

Hoy la globalización acorta distancias y minimiza los hasta hace bien poco factores limitantes, permitiendo que los productos canarios puedan llegar a cualquier destino y se posicionen en condiciones de competir ante los paladares más exigentes.

Los datos vienen a confirmar que Canarias conquista los mercados con calidad y afronta con renovada ilusión retos que, si bien resultan cada día más exigentes, se asumen como alcanzables.
En los últimos años nos hemos dotado de una estructura que permite distinguir la oferta, contando con sellos que dan timbre a la calidad diferenciada: Denominación de Origen Protegida (DOP), Indicación Geográfica Protegida (IGP) o Especialidad Tradicional Garantizada (ETG), sin olvidarnos del sello RUP, específico para los productos de regiones ultraperiféricas que tienen una calidad superior, y el de Producción Ecológica.

Puedes leer el suplemento completo dedicado a los productos de nuestra tierra que con mucho mimo y de la mano de ganaderos, agricultores y empresarios del sector hemos preparado para celebrar este dulce momento del producto canario.