POLÍTICA

El caso Grúas volverá al juzgado de La Laguna en cuanto el BOE disponga

La reforma de la ‘carta magna’ canaria entrará en vigor la semana que viene, y con ella la desaparición de los aforamientos, por lo que el Tribunal Superior de Justicia ya no tendrá competencia sobre el proceso

El exalcalde de La Laguna y hoy presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, frente a los juzgados laguneros. Fran Pallero

El llamado caso Grúas, que versa sobre la presunta comisión de tres delitos relacionados con la corrupción (prevaricación, malversación de fondos públicos y tráfico de influencias), volverá al Juzgado de Instrucción Número 2 de La Laguna en cuanto entre en vigor el nuevo Estatuto de Autonomía de Canarias, lo que tendrá lugar la próxima semana, con su publicación de en BOE.

Ello se debe a que en el nuevo texto de la considerada como carta magna del Archipiélago se eliminan (a iniciativa de Ciudadanos) los aforamientos, razón por la que desde el referido juzgado se consultó al Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) si debía asumir el caso ante la detección de indicios suficientes como para declarar imputado (ahora investigado) al hoy presidente del Ejecutivo regional, Fernando Clavijo.

Aunque el hecho no deja de resultar novedoso, dado que esta comunidad autónoma es la primera donde se eliminan los citados aforamientos, según los cuales nuestros diputados solo podían ser enjuiciados por el máximo tribunal en su ámbito territorial, lo cierto es que todos los juristas consultados por DIARIO DE AVISOS coinciden en que no hay motivo jurídico alguno para que el TSJC instruya esta causa, máxime cuando ni siquiera ha decidido aún si lo hace o no. A este respecto cabe recordar que, desde el pasado agosto, mes en que la jueza lagunera detectó (al igual que la Fiscalía) dichos indicios delictivos, se estaba a la espera de que el Ministerio Público del TSJC informara de su parecer para, a continuación, decidir el alto tribunal canario sobre si asumía o no la instrucción. El informe del fiscal no se había producido hasta ayer. Fuentes cercanas al propio TSJC han reconocido a este periódico que no ven obstáculo legal para que sea devuelto el caso en cuanto desaparezca el motivo de este cambio de jurisdicción. “La próxima semana se verá”, anunciaron fuentes del alto tribunal.

Que finalmente el caso Grúas sea instruido por el tribunal natural, que no es otro sino el citado Juzgado de Instrucción Número 2 de La Laguna, tiene su relevancia por dos factores. Primero, por la eliminación de facto de un privilegio atávico cuyos orígenes se remontan al medievo. Pero también porque tanto la jueza lagunera como el fiscal han apreciado indicios suficientes como para imputar a Fernando Clavijo, como ya lo están el actual alcalde de la Ciudad de los Adelantados, José Alberto Díaz, y el concejal de CC Antonio Pérez Godiño.

Además, en caso de presentarse recursos a una futura sentencia, será la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife (que en su día, allá por octubre de 2017, ordenó la reapertura del sumario tras un intento de sobreseimiento) la que decida al respecto.