desafío catalán

La sombra del 155, los CDR y la vía eslovena ponen a Cataluña en ebullición

El Govern catalán pide ahora al Ejecutivo central "regresar al diálogo y la negociación" y abandonar cualquier posibilidad de volver a aplicar el artículo 155 de la Constitución
La sombra del 155, los CDR y la vía eslovena ponen a Cataluña en ebullición. / EP
La sombra del 155, los CDR y la vía eslovena ponen a Cataluña en ebullición. / EP

La portavoz del Govern, Elsa Artadi, ha pedido este martes al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que vuelva al camino del “diálogo y la negociación” con la Generalitat y abandone cualquier posibilidad de volver a aplicar el artículo 155 de la Constitución.

El Govern interpreta que el PSOE abrió la posibilidad este lunes de volver a intervenir la autonomía catalana, y le ha advertido de que esto le acerca a las tesis del PP, cuyo líder, Pablo Casado, ha pedido “en más de 30 ocasiones” al aplicación del 155.

Así, Artadi considera que el PSOE ha dejado la puerta abierta a una nueva intervención de la Generalitat como la que hubo entre el 27 de octubre de 2017 y el 2 de junio de 2018, y ha avisado: “Pediríamos una reflexión para no volverse a equivocar”.

Clamor entre la oposición para aplicar el 155

La oposición, especialmente Ciudadanos, el PP y también VOX exigen a Sánchez que aplique el 155, sobre todo después de los incidentes de este fin de semana, cuando los autodenominados Comités en Defensa de la República (CDR) cortaron la autovía AP-7 durante horas ante la impasibidad de los Mossos d´Esquadra, que no hicieron nada para evitarlo.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha adelantado este martes que el Pleno del Congreso de la próxima semana votará una iniciativa de su grupo parlamentario para instar al Gobierno a “realizar el requerimiento previo” al presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, que contempla el artículo 155 de la Constitución para activar esta medida en el caso de que rechace cumplir la ley.

Reunido con los diputados de Cs, Rivera ha afirmado que el objetivo debe ser “que los que han dado un golpe a la democracia claudiquen ante la democracia”. “Tenemos que seguir defendiendo la aplicación de la Constitución en Cataluña, nunca se debió haber dejado de aplicar”, ha subrayado.

La portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Dolors Montserrat, ha acusado este martes al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, de “arrodillarse ante el independentismo” en vez de llamar al líder del PP, Pablo Casado, para impulsar conjuntamente la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña. A su entender, la actual situación no se “aguanta más” y “solamente hay una salida”: romper con los independentistas, requerimiento previo al presidente de la Generalitat para el 155 y convocar elecciones ya.

El portavoz del PSOE en el Senado, Ander Gil, ha asegurado que “el botón rojo del 155” lo tiene el presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, como en su día lo tuvo su antecesor, Carles Puigdemont, y “decidió activarlo” al incumplir la ley, y ha añadido que el Gobierno tiene “otras herramientas legislativas” para “acompasarlas” a los hechos que se van sucediendo en Cataluña.

En declaraciones en el Senado, Ander Gil ha asegurado que el Ejecutivo socialista no responde a las “soflamas” que se puedan lanzar desde la Generalitat de Cataluña sino a los hechos y que baraja distintas “herramientas” legales que “no dudará en utilizar”.

Actuación de los Mossos

De hecho, la Fiscalía Superior de Cataluña ha incoado diligencias de investigación para determinar si pudo haber falta de actuación de los Mossos ante los cortes. El fiscal superior, Francisco Bañeres, relata en su escrito que los Mossos acudieron al corte que se hizo en la autopista AP-7 en L’Ampolla (Tarragona) el 8 de diciembre, y al levantamiento de barreras de peajes el 9 de noviembre, pero su comportamiento presuntamente “no se orientó a disuadir a los concentrados” ni a restablecer el orden jurídico.

Vox se querella contra Torra

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha presentado una querella este martes en el Tribunal Supremo contra el presidente de la Generalitat, Quim Torra por delitos de provocación, conspiración y proposición para la rebelión y ha señalado a las puertas de este órgano que también lo hará contra el Gobierno por su postura “absolutamente tibia” y por dejación de funciones si no actúa en Cataluña. “Es la única forma de paralizar el golpe de Estado, de lo contrario va a continuar”, ha dicho.

TE RECOMENDAMOS