Tribuna

Día Mundial sin Tabaco: 31 de mayo, por Andrés Orozco y David Cova

El tabaco sigue siendo uno de los mayores problemas de salud pública, por lo que cada año cobra más fuerza el Día Mundial Sin Tabaco, que se celebra el 31 de mayo. En Canarias, se estima en 410.000 el número de personas que fuman a diario, de los que 260.000 son hombres y 150.000 mujeres […]

El tabaco sigue siendo uno de los mayores problemas de salud pública, por lo que cada año cobra más fuerza el Día Mundial Sin Tabaco, que se celebra el 31 de mayo. En Canarias, se estima en 410.000 el número de personas que fuman a diario, de los que 260.000 son hombres y 150.000 mujeres y el 43% tienen una edad inferior a 45 años. El 38% fuma una media de 20 o más cigarrillos al día.

Según las cifras recogidas en el Observatorio del Cáncer AECC, el tabaco mata hasta a la mitad de sus consumidores, es decir, más de 7 millones de personas al año en el mundo, de las cuales más de 6 millones son consumidores directos y alrededor de 890.000 son fumadores pasivos. En España, por ejemplo, ocasiona más de 50.000 muertes y representa el 13% total de muertes anuales. Aun así, y aunque el consumo de tabaco ha ido disminuyendo con el paso de los años, según los últimos estudios casi un cuarto de los españoles dice seguir fumando a diario.

De hecho, los últimos datos de la Encuesta sobre Alcohol y otras Drogas en España (Edades), publicada por la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, indican que el 25,9% de los jóvenes de entre 15 y 25 años son consumidores de tabaco a diario en nuestro país. Estas cifras tan elevadas son similares a las observadas en las encuestas previas a la aplicación de las leyes antitabaco de 2005 y 2010.

Aunque durante un periodo de tiempo no notes molestias ni efectos nocivos del consumo de tabaco, eso no significa que dentro de tu organismo no estén sucediendo cosas. Se está produciendo, entre otras cosas, un daño importante en las vías respiratorias, principalmente en los pulmones, y se está incrementando el riesgo de cáncer.

Se sabe que el humo de tabaco contiene más de 4.000 productos químicos, de los cuales al menos 250 son nocivos y más de 50 causan cáncer.

Es muy importante tener en cuenta que el cáncer más relacionado con el tabaco es el de pulmón, pero además hay alrededor de 15 tipos distintos de cáncer que también están directamente relacionados con el consumo de tabaco, como el cáncer de laringe, orofaringe, vejiga, páncreas, boca, esófago, hígado y vías biliares y estómago, entre otros. A ello habría que sumar también las enfermedades cardiovasculares y las enfermedades respiratorias. Los expertos en salud recuerdan que no existe un nivel seguro de exposición al humo. De hecho, hoy día no cabe duda alguna de que los fumadores pasivos presentan (a veces con mayor frecuencia que los que no lo son) mayor riesgo de padecer muchas de las enfermedades producidas por el tabaco, agravándose esta situación en el caso de los niños. Así, en el 2004, el humo ambiental del tabaco fue responsable de 600.000 muertes prematuras en todo el mundo. El 28% eran niños (UICC).

La buena noticia es que cada vez son más los fumadores que desean dejar de fumar. Los datos del Eurobarómetro sobre consumo de tabaco (junio 2015) muestran que un 32% de los fumadores diarios ha realizado al menos un intento de dejar de fumar en los últimos 12 meses. En este sentido, la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) ofrece su apoyo para dejar de fumar a todo aquel que lo necesite, a través de sus profesionales y recursos terapéuticos de ayuda.