EL CHARCO HONDO

Yo celebro

Yo celebro que Canarias haya dado la espalda a Vox, a su involución, a quienes cuestionan o caricaturizan valores, avances y compromisos que nos han hecho mejores

Yo celebro que los canarios no nos sintamos más, ni mejores; pero tampoco menos, ni peores. Yo celebro que creamos en nosotros, o que seamos tan conscientes de nuestras debilidades, errores, pecados y torpezas como de nuestras fortalezas, aciertos, virtudes y éxitos. Yo celebro que hayamos salido del hambre, del blanco y negro, de municipios sin agua, de pueblos sin luz, de islas aisladas entre sí. Celebro que hayamos dejado atrás la ausencia de expectativas, la falta de oportunidades, la emigración, el exilio. Yo celebro que se mantenga en pie la mirada crítica, el inconformismo, las ganas de hacerlo mejor, la humildad cuando las cosas salen bien, la entereza cuando se tuercen. Celebro a quienes no caen en la autocomplacencia o el ombliguismo. Yo celebro a quienes plantan cara a las adversidades o a los que abren caminos, a aquellos que aprenden a convivir con los elementos o a quienes no bailan sobre la hoguera de los pleitos insulares. Yo celebro que los aviones nos hayan traído millones turistas que nos rescataron de la nada. Celebro a quienes están echándole imaginación y ganas para sacar a la agricultura de su zona de confort subvencionada, a quienes diversifican la economía, a quienes arriesgan poniéndoselo difícil. Celebro a los canarios que son sensibles al cambio climático, y a quienes ocupando responsabilidades públicas o empresariales quieran entender que el presente inmediato será verde y azul o no será. Yo celebro que seamos razonables, ni lentos ni rápidos ni lo contrario. Celebro que nuestro acento genere buenos recuerdos. Yo celebro el 30 de mayo porque creo que me tocó nacer, entrar, salir y vivir en un lugar imperfecto, sí, pero generoso. Celebro a quienes exigen hacer bien las cosas y a aquellos que lo intentan. Yo celebro muchas cosas, pero estos días sobre todo celebro que de las urnas, aquí, en las Islas, no haya salido un solo concejal, consejero insular o diputado regional de Vox. Candidatos incontestablemente legítimos, democráticos. Personas a las que no conozco, juzgo o prejuzgo, pero que representan lo que ni queremos ni merecemos. Yo celebro que Canarias haya dado la espalda a Vox, a su involución, a quienes cuestionan o caricaturizan valores, avances y compromisos que nos han hecho mejores. Yo este año celebro el 30 de mayo brindando por la igualdad, por la tolerancia y por un futuro que Vox pretende en blanco y negro.