Economía

Una etiqueta identificará el tabaco legal que se venda en Canarias

Todos los cigarrillos y la picadura de liar que se comercialicen en las Islas deberán contar con una nueva precinta que ayudará a los consumidores a diferenciar el producto del ilícito

Reunión del Consejo de Gobierno de Canarias, ayer en Santa Cruz de Tenerife. DA
Reunión del Consejo de Gobierno de Canarias, ayer en Santa Cruz de Tenerife. DA

El tabaco de origen legal que se comercializa en Canarias llevará una etiqueta para diferenciarlo del ilícito. Así lo acordó ayer el Consejo de Gobierno. La portavoz y consejera de Hacienda en funciones, Rosa Dávila, informó en la rueda de prensa posterior de que la nueva etiqueta para los productos del tabaco contribuirá a la lucha contra la comercialización ilegal de tabaco, que supone un fraude fiscal. La recaudación del impuesto sobre las labores del tabaco para la comunidad autónoma fue de 129,67 millones en 2018, aunque se calcula que el coste en servicios sanitarios derivados del consumo de ese producto en el Archipiélago asciende a unos 180 millones anuales. Conforme al proyecto de decreto aprobado, todos los cigarrillos y la picadura de liar comercializados en Canarias deberán contar con una nueva precinta de la Agencia Tributaria Canaria que ayudará a los consumidores a diferenciar que se trata de tabaco de venta legal. Esta norma actualiza la tasa del documento timbrado e incluye la información que reclama la Comisión Europea para garantizar la trazabilidad del tabaco y conocer el recorrido del producto desde su fabricación hasta el consumidor final. En palabras de Dávila, “el comercio ilícito de productos del tabaco tiene un grave impacto negativo desde el punto de vista sanitario; especialmente, sobre la salud de los menores, que pueden correr el riesgo de elegir un producto más barato, que no cumple con las garantías de elaboración y que tampoco paga impuestos”.

Según la última Encuesta de Salud de Canarias, en Canarias hay 466.000 personas mayores de 16 años que fuman habitualmente, lo que constituye el 26,2% de la población. La proporción de varones fumadores es del 28,7%, mientras que el 23,7% de las mujeres lo son de manera habitual. Cada año fallecen unos 2.300 canarios como consecuencia del consumo de tabaco, un producto cuyo consumo supone 180 millones de euros anuales en servicios sanitarios, cifra a los 129,43 millones de euros de recaudación fiscal. Las nuevas precintas que diferencian el tabaco legal “son documentos timbrados y numerados” adheridos al envase. A partir de ahora, todos los artículos del tabaco que se comercializan en las tiendas libres de impuestos contarán con estas precintas “para ofrecer todas las garantías”.