surcando

¿Y que pasa con las horas extras electorales?

Por solo 65 euros tuvo que presidir una mesa en San Miguel de Abona desde las ocho hasta las cuatro de la mañana en que llevó los resultados al Juzgado de Granadilla

Un compañero periodista me lo cuenta y caigo en la cuenta que el Estado, tan diligente él con controlar el abuso de horarios y las horas extras, ‘exprime’ a los españoles que por sorteo son llamados a las mesas electorales, ya sea como presidentes o como vocales. En el caso de mi colega, era de presidente, y por solo 65 euros tuvo que presidir una mesa en San Miguel de Abona desde las ocho hasta las cuatro de la mañana en que llevó los resultados al Juzgado de Granadilla. No sería lógico repartir el trabajo o es que el Estado entiende normal que se trabajen 20 horas seguidas. Por no hablar del dolor de cabeza que produce abrir y contar el auténtico arco iris de cinco urnas con papeletas de diferentes colores. Como diría Forges, país.

Mayorías nuevas y las de siempre
El 26M trajo en el Sur alguna sorpresa, aunque tampoco tanto. Se esperaba igualdad en Arico y Granadilla, y los resultados no defraudaron, aunque los pactos serán diferentes, el mismo en Granadilla y nuevo (PSOE-Primero Arico) en Arico. La mayorías absolutas de Emilio Navarro (PP) y los socialistas Pedro Martín y Fraga, en Santiago del Teide, Adeje y Arona estaban cantadas, no tanto la nueva de Mena en Arona, confirmando, junto a Agustina Beltrán (Vilaflor) y Damián Pérez (Fasnia) el mapa rojo de la comarca. Sí sorprendieron las mayorías absolutas de Arturo González en San Miguel y de Mari Brito en Candelaria, y también la de Juan Ramón Martín, en Arafo. Sorpresa relativa la bajada de Luisi Castro en Güímar, que igual baila en la oposición.

TE PUEDE INTERESAR