Economía

CEOE-Tenerife sensibiliza a más de 7.000 empresas sobre la economía sumergida

Fepeco denuncia que por cada agencia inmobiliaria abierta al público existen dos mediadores ilegales, y pide regulación

Los empresarios piden que se actúe contra la economía sumergida. DA
Los empresarios piden que se actúe contra la economía sumergida. DA

La Confederación de Empresarios de Santa Cruz de Tenerife (CEOE) ha llevado a cabo una campaña de concienciación sobre el daño que hace la economía sumergida, como parte de las acciones para el fomento de la competitividad empresarial de la economía insular, con el eslogan Por ti, por mí, por todos. Y es que la economía sumergida tiene un impacto negativo en el bienestar social y en la calidad de vida de todos los españoles. En el caso de Canarias, el efecto es aún mayor, puesto que representa el 26,1% del PIB, siendo superior a la media nacional, que está entre el 20-25% del PIB, según el estudio de Funcas.

Asimismo, al tratarse de una actividad no declarada a las autoridades y que evade los impuestos, se genera competencia desleal respecto a las empresas que realizan su actividad económica legalmente.

Para ayudar a minimizar este efecto, CEOE-Tenerife no solamente ha concienciado a centros educativos de toda la Isla, sino que también ha distribuido dosieres informativos a más de 7.000 empresas y ha repartido un gran número de flyers entre la población isleña, con el fin de concienciar a todos los ciudadanos sobre los impactos negativos de la economía sumergida.

Asimismo, Fepeco, como patronal de la industria de la construcción, y APEI, la Asociación Profesional de Expertos Inmobiliarios, están impulsando también la lucha contra la economía sumergida, por la preocupación existente en el sector de la construcción, y especialmente entre los agentes legalmente establecidos, por la elevada mediación ilegal y su posible incremento ante la recuperación del sector de la vivienda. La mediación inmobiliaria fuera de la legalidad registra índices muy elevados y preocupa que vaya a más. Por ello, consideran necesario que se avance en una regulación del sector en la comunidad autónoma, que proteja a los consumidores y profesionales que cumplen con sus obligaciones fiscales y ofrecen solvencia profesional.

Óscar Izquierdo, presidente de Fepeco, se mostró contundente al exigir que “el Gobierno canario tiene que propiciar aquellas medidas que redunden en atajar un problema antiguo y que, cada vez que el sector muestra síntomas de recuperación, se agrava de manera significativa. Hay que poner las barreras adecuadas y contundentes para evitar la proliferación de la competencia desleal que perjudica a todos, profesionales, usuarios, administración e incluso a la propia imagen turística de Canarias”.

Isidro Martín, delegado en Canarias de APEI, señaló también que “aunque la cuantificación es difícil, por el propio secretismo de esa actividad ilícita en la comunidad, pueden registrarse hasta dos mediadores ilegales por cada agencia inmobiliaria regularizada, abierta al público, que es ya una primera garantía. Es un gran riesgo para compradores y vendedores que caen en manos de intermediarios poco cualificados”.