Avisos políticos

Ciudadanos no está. ¿Se le espera?

Como era previsible, la Comisión del Régimen Disciplinario de Ciudadanos ha expulsado del partido a sus dos concejales de la capital tinerfeña que, con su voto, dieron la Alcaldía al PSOE, y después aceptaron la Primera Tenencia de Alcaldía y áreas relevantes como urbanismo y la Sociedad de Desarrollo. Porque la grave crisis que sufre ...read more →

Como era previsible, la Comisión del Régimen Disciplinario de Ciudadanos ha expulsado del partido a sus dos concejales de la capital tinerfeña que, con su voto, dieron la Alcaldía al PSOE, y después aceptaron la Primera Tenencia de Alcaldía y áreas relevantes como urbanismo y la Sociedad de Desarrollo. Porque la grave crisis que sufre en sus estructuras nacionales se manifiesta con particular intensidad en Canarias, en donde soporta importantes presiones para que termine de pactar con los socialistas y contribuya así al aplastamiento definitivo de Coalición Canaria. O, al menos, del sector de Coalición que derrotó a Paulino Rivero al inicio de la anterior legislatura; un Paulino Rivero que nunca se ha ido del todo. Tampoco se sabe si las noticias sobre una supuesta Gestora de Ciudadanos en Canarias son ciertas o no. En definitiva, lo menos que se puede decir es que no ha prestado suficiente atención a su organización ni a la selección de sus candidatos en las Islas. Y que su política de comunicación es un desastre.

Hay que insistir en que en una democracia representativa como la española, que, además, ha incorporado nuevos partidos a su sistema, el transfuguismo implica un grave atentado a los principios de la representación política y a los derechos de los votantes, que emitieron su voto en la inteligencia de que se iba a respetar la política de pactos prometida. Los tránsfugas deciden según su propio criterio, sin respetar esa política, y, en general, si son expulsados no suelen renunciar ni a su acta ni a sus competencias, y si no lo son, suelen ejercer esas competencias también según su propio criterio.

Un grupo de lectores votantes suyos en las elecciones locales me dice que había quedado claro que no se iba a pactar con el PSOE, salvo en aquellos territorios en que los socialistas no estén alineados con Pedro Sánchez, como sucede en Castilla-La Mancha; condición que no se da en Canarias, aunque Patricia Hernández apoyó en su momento a Susana Díaz. También me dicen estos lectores que, en cuanto a imputados, el anterior alcalde de Santa Cruz, que fue candidato de Coalición, no lo está. Y el partido, añaden, nunca precisó que había que votar en contra de formaciones que llevaran mucho tiempo en el poder, como Coalición, únicamente por este motivo. Al contrario, en Castilla-León se ha apoyado a los populares, que han gobernado siempre allí.

Lo cierto es que no solo en Canarias Ciudadanos ha presentado candidatos presuntamente criptosocialistas. La situación se ha repetido en capitales como Melilla y también en Huesca, en donde el pacto de centroderecha se frustró por un voto en blanco de un concejal del partido. Esta orientación socialista parece estar relacionada con la presión que se está ejerciendo sobre Albert Rivera para que Ciudadanos se abstenga en la investidura y permita gobernar a Pedro Sánchez, sin obligarle a pactar con independentistas. Y en el Cabildo de Tenerife se anuncia algo parecido.

Uno de estos lectores votantes de Ciudadanos en las elecciones locales me cuenta que, en su día, se pasó por la modesta sede del partido en la capital tinerfeña en busca de papeletas, y las personas que estaban allí le confesaron que no tenían. Es una anécdota definitiva -y sorprendente-. Sobre todo sorprendente.