Economía / Política / Sociedad

Canarias garantizará su conectividad aérea “con unas compañías o con otras”

Las administraciones públicas tratarán no solo de recuperar, sino de aumentar, las plazas que se han perdido en los últimos meses por el cese de operaciones de empresas que operan con el Archipiélago

Ángel Víctor Torres y Yaiza Castilla, con los presidentes de los cabildos de Lanzarote, Gran Canaria, Tenerife y Fuerteventura. DA
Ángel Víctor Torres y Yaiza Castilla, con los presidentes de los cabildos de Lanzarote, Gran Canaria, Tenerife y Fuerteventura. DA

Canarias garantizará, con unas compañías o con otras, su conectividad aérea con los parámetros y compensaciones que permite la ley, y tratará no solo de recuperar, sino de aumentar, las plazas que ha perdido en los últimos meses por el cese de operaciones de algunas aerolíneas. Así lo acordaron ayer el Gobierno canario y los cabildos de Tenerife, Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura, en un encuentro en el que se fijó para septiembre la celebración de una nueva cumbre entre el Ejecutivo regional y la Fecai para abordar este asunto.

El jefe del Ejecutivo, Ángel Víctor Torres, recalcó que la comunidad canaria no tiene constancia oficial de que Ryanair vaya a cerrar sus bases en las Islas, de ahí que se haya dirigido a la compañía para conocer “una manifestación” directa respecto a este asunto, que preocupa, dada la realidad social que puede afectar a los trabajadores contratados por esta empresa y al flujo de turistas hacia el Archipiélago. Para evaluar el impacto que pueda tener el cierre de estas bases y conocer las preocupaciones de los trabajadores vinculados laboralmente a Ryanair en las Islas, la consejera regional de Turismo, Yaiza Castilla, recibió en la capital grancanaria a representantes del sindicato USO.

Preguntado por la posibilidad de que Norwegian cierre también sus bases en Canarias, Torres insistió en el posicionamiento acordado ayer por todas las administraciones isleñas afectadas, consistente en “defender que no se reduzca ni una sola plaza aérea” que se comercialice hacia el Archipiélago. Castilla abogó por establecer potentes estrategias de promoción turística para tratar de recuperar la caída que registra el mercado alemán, el segundo en importancia para el Archipiélago, y tratar, además, de captar nuevos visitantes extranjeros.

El secretario de Organización de la sección sindical de USO en Ryanair, Jairo Gonzalo, transmitió que no está garantizada la conectividad aérea de Canarias si ninguna compañía opera con base en las Islas, como hace Ryanair. Tras reunirse con los consejeros del grupo de CC en el Cabildo de Tenerife Carlos Alonso y Alberto Bernabé (el grupo de CC en el Cabildo ha solicitado la convocatoria urgente del consejo de administración de Turismo de Tenerife para abordar la cuestión), Jairo Gonzalo adelantó que trasladaría a Yaiza Castilla el problema que supone la retirada de siete aviones de Canarias y la pérdida de 5.200 plazas diarias y unos 300 empleos. El representante sindical reiteró que es “imposible” garantizar las mismas rutas con menos aviones y lamentó que, si Ryanair quita sus bases en Canarias, los trayectos entre Tenerife Sur con Vitoria y Santander no están garantizados, porque el vuelo de Tenerife desaparece y tampoco hay aviones en esas ciudades.

También están en riesgo las cinco frecuencias de Tenerife Sur con Madrid, puesto que, según el sindicato USO, Madrid no va aumentar el número de aviones para asumir esas rutas. Sobre la posibilidad de que otras aerolíneas las asuman, Jairo Gonzalo expuso que ninguna compañía se ha comprometido a ello, sino que, “de hecho, están reduciendo su presencia en Canarias”. Recordó que Norwegian anunció el cierre de la base en noviembre y ahora está en negociaciones con USO para un expediente de regulación de empleo. Por el momento, está paralizado el cierre de la base de Norwegian y USO se plantea recurrir a “sacrificios laborales” para mantener la continuidad de la aerolínea.

Graves efectos

La decisión de la compañía aérea irlandesa Ryanair de su intención de cerrar las bases de Tenerife Sur, Las Palmas, Girona y Faro (Portugal) en enero de 2020 puede afectar a más de 1,4 millones de plazas aéreas que ya estaban programadas para el primer semestre del año. Eso es lo que se desprende de un informe de la consultora de Inteligencia Turística Mabrian Technologies, en colaboración con Interface Tourism Spain.

Canarias sería el destino más afectado por estos cierres, y en especial Tenerife, ya que entre el aeropuerto de Tenerife Sur y el de Gran Canaria son más de 949.000 plazas las que se ponen en juego en el primer semestre de 2020. El aeropuerto de Faro, en el Algarve portugués, experimentaría una severa caída (360.000 plazas), mientras que el de Girona sería el aeropuerto menos afectado (99.000 plazas).

Con ser preocupante esta repercusión, todavía lo es mayor si se comparan estas plazas con las del primer semestre de 2019.