justicia

Astor Landete reclama que se garantice “el derecho a la felicidad”

El presidente de la Audiencia Provincial califica de “ejemplar” la sentencia contra el juez Alba, condena la violencia machista, compara el centro de inmigrantes con “una cárcel” y afirma: “No queremos seis palacios de Justicia, solo uno”
El presidente de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife, Joaquín Astor Landete, ayer durante el acto de apertura del año judicial. Sergio Méndez
El presidente de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife, Joaquín Astor Landete, ayer durante el acto de apertura del año judicial. Sergio Méndez
El presidente de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife, Joaquín Astor Landete, ayer durante el acto de apertura del año judicial. Sergio Méndez

El presidente de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife, Joaquín Astor Landete, defendió ayer el derecho a la felicidad de todos los canarios que, si bien no está recogido expresamente en la Constitución de 1978, sí que consta en cartas magnas tan fundamentales como la de Cádiz de 1812 o la de Estados Unidos, fechada en 1789. La cita concreta señala a la Declaración de Derechos de Virginia de 12 de junio de 1776, que llevó a la Declaración de la independencia de 4 de julio de 1776, considerada como el prefacio de la actual Constitución de los Estados Unidos de América, ya mencionada.

Astor Landete realizó dichas declaraciones en el acto de apertura del Año Judicial en esta provincia, celebrado en la mañana de ayer en la sede tinerfeña del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), en la Plaza de San Francisco.

El referente de la Justicia en la provincia tinerfeña argumentó tal defensa de ese derecho cívico, que calificó como fundamental, al recordar que “la felicidad, en el pensamiento de los filósofos griegos, es el objetivo principal de la existencia del ser humano y la que se alcanza por medio del conocimiento, la sabiduría y la virtud. Para Aristóteles era el bien supremo o fin final que perseguimos; es aquel que se busca, no para alcanzar otra cosa, sino por sí mismo. La riqueza, el honor, el placer son meros medios para alcanzar la felicidad”, dijo el magistrado en un discurso que a no pocos recordó un alegato similar, como fue el del fallecido Adán Martín cuando tomó posesión de su cargo como presidente del Gobierno de Canarias en 2013.

En concreto, el presidente de la Audiencia reivindicó en su discurso el derecho que tienen los ciudadanos “a la felicidad”, lo mismo que a la libertad, la dignidad, la igualdad, la justicia o la seguridad, reclamando a los poderes públicos que “remuevan los obstáculos” para garantizarla.”Todos esos valores son los que conducen a la felicidad y, de entre ellos, a la justicia que es la que permite alcanzar los demás”, indicó.

En un discurso brillante, largamente elogiado por los presentes en los corrillos que tuvieron lugar tras las intervenciones, Astor Landete tampoco dudó en calificar como “ejemplar” en la lucha contra la corrupción la reciente sentencia de cárcel dictada en Gran Canaria contra el magistrado Salvador Alba, que precisamente fue dictada por un juez de la provincia tinerfeña.

Además, el magistrado coincidió con la fiscal jefe provincial, Carmen Almendral, en la necesidad de contar con más medios, y en particular hizo referencia a la tantas veces postergada Ciudad de la Justicia santacrucera: “No necesitamos seis palacios de Justicia, solo uno”, sentenció.

Astor Landete, que agradeció el esfuerzo de todo el personal de la administración de Justicia “a pesar del notable aumento de litigios”, se hizo merecedor una vez más a su ganada fama como portavoz de los más necesitados cuando recordó que los migrantes que son retenidos en un CIE (Centro de Internamiento de Extranjeros) están “en peores condiciones” que en un centro penitenciario, más aún cuando no han cometido ningún delito. “No es justo que sigan muriendo personas en el mar por buscar un mundo mejor, para sí y su familia, por buscar la felicidad. Ellos no han elegido el mundo en el que les ha tocado vivir, un mundo de pobreza, de discriminación o de violencia”, recordó el magistrado.

TE PUEDE INTERESAR