Tribunales

Europa decidirá el año que viene si anula o no los pactos sobre cláusulas suelo

Los especialistas advierten que la clave radica en si los consumidores que llegaron a estos acuerdos eran conscientes de sus consecuencias

El especialista tinerfeño en reclamaciones hipotecarias Carlos Gómez. / Sergio Méndez

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) decidirá en 2020 sobre si válidos o no los acuerdos alcanzados por aquellos consumidores españoles con las entidades bancarias sobre las cláusulas suelo que se habían incluido en sus hipotecas y que, en la inmensa mayoría de los casos, se incluía como compensación una renuncia a establecer reclamaciones judiciales futuras y, claro está, a recuperar la totalidad que se les cobró de más por este concepto.

Ello se debe a dos cuestiones prejudiciales planteadas a tal fin por el Juzgado de Primera instancia número 1 de Teruel y por el Juzgado de Primera instancia número 7 de Ourense, respectivamente, lo que a su vez ha motivado, como adelantó la semana pasada EL ESPAÑOL/DIARIO DE AVISOS, que el Tribunal Supremo (TS) haya decidido congelar todos los recursos de los que debía entender acerca del tema que nos ocupa, a la espera de dicha resolución del TJUE.

En cuanto a la decisión que podrá adoptar el tribunal con sede en Luxemburgo, cabe recordar que, con anterioridad (en principio, se espera que sea el 12 de diciembre de este mismo año), se conocerá el informe del abogado del TJUE que, si bien no es vinculante, suele coincidir con la sentencia final en la gran mayoría de los casos.

Cabe recordar que fue en diciembre de 2016 cuando el TJUE estableció que los bancos tenían que devolver el dinero que cobraron de más por la cláusula suelo desde el inicio del contrato que la contenía, y no solo a partir del 9 de mayo de 2013, fecha en la que el Supremo había declarado su carácter abusivo.

Durante el ínterin entre la decisión del TS de 2013 y la del TJUE de tres años después, varias entidades bancarias (entre ellas, algunas de las principales que operan en Canarias) lanzaron una campaña para llegar a este tipo de acuerdos a pesar de que en muchos de ellos no devolvían lo cobrado de más o solo lo hacían en parte, lo que ya en su día especialistas como el tinerfeño Carlos Gómez, colaborador habitual de DIARIO DE AVISOS, desaconsejaba ante la convicción de que acudir a juicio daba garantías (siempre atendiendo a cada caso) de recuperar todo el dinero.

Consultado de nuevo sobre dichos pactos, Gómez (Sirvent&Granados Abogados) entiende que la clave sobre la futura sentencia del TJUE pasa por “comprobar que el consumidor en cuestión estaba en condiciones de conocer las consecuencias económicas y jurídicas de su aceptación, para considerar válida o no la novación, como ya decidió en un caso del mes pasado la Audiencia de Tarragona. Lo mejor, como siempre, es consultar a su abogado”.