uganda

Uganda anuncia el proyecto de ley ‘Matar a los gays’: pena de muerte para los homosexuales

El proyecto de ley conocido como 'Kill the Gays' fue anulado por el Tribunal Constitucional de Uganda hace cinco años por un tecnicismo

Uganda ha anunciado planes para reintroducir un proyecto de ley que traería la pena de muerte para los homosexuales en la nación del este de África.

El proyecto de ley conocido como ‘Kill the Gays’ fue anulado por el Tribunal Constitucional de Uganda hace cinco años por un tecnicismo, pero el gobierno planea reintroducirla en unas semanas.

“La homosexualidad no es natural para los ugandeses, pero ha habido un reclutamiento masivo de personas homosexuales en las escuelas y, especialmente entre los jóvenes, donde están promoviendo la falsedad de que las personas nacen así”, dijo el ministro de Ética e Integridad, Simon Lokodo.

“Nuestro código penal actual es limitado y solo criminaliza el acto. Queremos que quede claro que cualquier persona que esté involucrada en la promoción y el reclutamiento debe ser tratada como un criminal. Los que cometan actos graves recibirán la pena de muerte”.

Lokodo dijo que el proyecto de ley ugandés, que cuenta con el respaldo del presidente Yoweri Museveni, volverá a presentarse a debate en el parlamento en las próximas semanas, y espera que sea votado antes de finalizar el presente año. Es optimista respecto a su aprobación, ya que a diferencia del fracasado intento de 2014 el gobierno ha presionado a los legisladores antes de su reintroducción. “Hemos estado hablando con los parlamentarios y hemos sumado el apoyo de muchos de ellos”, aseguró Lokodo.

Los países africanos como Uganda tienen algunas de las leyes más prohibitivas del mundo en cuanto a la orientación sexual, especialmente la homosexualidad. Las relaciones entre personas del mismo sexo se consideran tabú y el sexo gay es un delito en la mayor parte del continente, con castigos que van desde el encarcelamiento hasta la pena de muerte.

A principios de este año, Brunei provocó una protesta internacional, precisamente, por sus planes de imponer la pena de muerte a aquellos hombres que mantuvieran sexo entre ellos, pero finalmente el sultanato dio marcha atrás después de intensas críticas. En ese momento, celebridades como el actor George Clooney condenaron esa propuesta de ley que permitía azotar y lapidar hasta la muerte.

SANCIONES INTERNACIONALES

Los movimientos para restringir los derechos LGBT+ y criminalizar el sexo gay en otros países han provocado protestas y sanciones.

Más allá del caso de Brunei, en noviembre pasado, las declaraciones contra homosexuales de un alto funcionario en Tanzania llevaron al segundo mayor donante de esa nación del este de África, Dinamarca, a retener 10 millones de dólares en ayuda.

Uganda ya enfrentó una amplia condena internacional cuando Museveni firmó el proyecto de ley anterior en 2014. Estados Unidos redujo la ayuda, impuso restricciones de visa y canceló ejercicios militares. El Banco Mundial, Suecia, Noruega, Dinamarca y los Países Bajos también suspendieron o redirigieron la ayuda.

“Es una preocupación, pero estamos listos. No nos gusta el chantaje. Por mucho que sepamos que esto va a irritar a nuestros partidarios en el presupuesto y la gobernanza, no podemos simplemente inclinar la cabeza e inclinarnos ante las personas que quieren imponer una cultura que nos es extraña ”,  ha insistido Lokodo.

MIEDO DE LAS ORGANIZACIONES PRO MINORÍAS

Pepe Julian Onziema de Sexual Minorities Uganda, una alianza de organizaciones LGBT+, dijo que sus miembros tenían miedo de las implicaciones de esta ley.

“Cuando se introdujo la ley la última vez, se avivó el sentimiento homofóbico y los crímenes de odio hacia esos colectivos”, dijo Onziema.

“Cientos de personas LGBT+ se han visto obligadas a abandonar el país como refugiados y serán más si se promulga esta ley. Nos criminalizará incluso por abogar por los derechos LGBT+ y por apoyar y proteger a las minorías sexuales ”.

Onziema reveló que tres hombres homosexuales y una mujer transgénero habían sido asesinados en ataques homofóbicos en Uganda este año, la última la semana pasada, cuando un hombre fue asesinado a golpes por ser homosexual.