lucha canari

Chicho Ramos, un gran puntal tanto dentro del terrero como de docente

El pleno del Ayuntamiento de La Laguna estudiará hoy una moción institucional para iniciar un expediente de distinciones y honores al gran luchador Francisco Ramos Afonso, más conocido como Chicho Ramos. El exluchador de históricos equipos como el Real Hespérides, Tacuense, Esperanza o Vencedor es recordado por su pundonor

El pleno del Ayuntamiento de La Laguna estudiará hoy una moción institucional para iniciar un expediente de distinciones y honores al gran luchador Francisco Ramos Afonso, más conocido como Chicho Ramos.

Nacido hace 78 años en el barrio del Bronco, Chicho fue uno de los grandes puntales históricos de nuestro deporte, donde militó en el Real Hespérides, un paso por el Vencedor grancanario durante el servicio militar, Tacuense, Esperanza y Las Nieves de Gran Canaria.

Chicho Ramos en su etapa como luchador del Real Hespérides. | DA
Llegó a la lucha tras acompañar a su amigo Mario de la Rosa al entrenamiento del Real Hespérides, donde le prestaron una ropa de brega. Desde entonces comenzó a destacar, incorporándose casi de inmediato a la primera plantilla, donde ya militaban algunos de los bregadores más destacados de la época como Pepe Rodríguez Pollo de las Canteras, Felipe del Castillo, Orlando Sánchez el Estudiante, Antonio Alonso, el Pollo de San Antonio, el Pollo del Estadio, Mateo Rodríguez, entre otros, y posteriormente coincidió con Marcos Galván, Andrés Verdellada, los hermanos José Antonio Carlos Rápido I y Fernando Rápido II, Cabrerita, Manolín Acosta, Domingo de la Rosa, Melquiades Amador, Carmelo Medina, Juanito Lugo, entre otros.

Se le recuerdan memorables luchadas ante deportistas notables como Barbuzano, Andrés Luzardo Pollo Máguez, Babache, Jerónimo el Pala, Juan Valencia, Miguel Primera, Felipe el Chasna, Manolo el Pollo de la Trinidad, los hermanos Honorio Chaval II y Pepe Chaval III, Pedro Gutiérrez La Viejita, Antonio Hernández el Palilla, Manolo Sosa, o el gran Santiago Ojeda.

Tras retirarse, destacó por su gran labor docente, impartiendo las mañas en Jardina y Las Canteras o Tegueste, así como dirigiendo varios equipos.

El ciclismo perdió un gran corredor, la lucha ganó un mejor bregador

Francisco Chicho Ramos, desde temprana edad, empezó a demostrar sus grandes dotes para el deporte, destacando en el mundo del pedal, donde llegó a ser uno de los ciclistas tinerfeños con mayor proyección, acumulando importantes éxitos en esta disciplina. Sin embargo, cuando se hallaba rozando su máximo esplendor, dejó el ciclismo debido a la decepción que le causó que no lo convocaran para representar a Tenerife en la bajada de la Virgen de las Nieves en La Palma. En su último entrenamiento, entre Tejina y el Monte de las Mercedes, al llegar al cruce de Las Canteras, se bajó de la bicicleta para no utilizarla nunca más. La vendió a la semana n