POLÍTICA

Ana Oramas ‘traiciona’ a CC y la rompe en dos en la investidura de Sánchez

La diputada anunció el ‘no’ a Sánchez en una inesperada indisciplina de voto, tras acordar su partido la abstención; mientras Barragán parece inocente, Clavijo, no

“Le digo no, no y mil veces no”. Ana Oramas teatralizó ayer todo lo que pudo el anuncio despectivo de su voto en contra a la investidura de Pedro Sánchez y selló su epitafio político o puso la primera piedra de una nueva etapa en la que vegetar en el escaño como un espectro irrelevante o emprender el renacimiento de ATI como partido conservador y antisocialista que desentierre el hacha del insularismo. En medio del impacto que produjo su indisciplina de voto (su partido había acordado el viernes abstenerse en la investidura) nadie daba crédito ni remotamente al tímido rumor de que dimitiría en las próximas horas.
Se imponía la tesis de que había actuado con la intención de desmarcarse de la reciente tendencia en su partido de acercamiento a Nueva Canarias y con la idea de reactivar ATI como cuartel de la vieja guardia. Si Fernando Clavijo, aspirante a dirigir CC en el próximo congreso, está o no detrás del órdago de Oramas, fue una de las cábalas de esta intriga a medida que transcurrían las horas y los distintos dirigentes se recuperaban del shock de la espantada de Oramas. El lunes se celebrará una reunión de urgencia de la permanente de Coalición Canaria, para abordar la crisis provocada por su diputada en Madrid. “Será por videoconferencia y trataremos de que se le exija rectificar y abstenerse o, de lo contrario, que se apliquen los estatutos del partido con todas las consecuencias”, advirtió una fuente bien informada del profundo malestar generado por el discurso de Oramas.
La veterana política no da puntada sin hilo. Esa era la impresión generalizada ayer entre miembros históricos de CC en Tenerife, que no acertaron a desentrañar lo que se esconde detrás de una salida de tono de tal magnitud. Fue ríspida y contrariada su intervención en la tribuna de oradores. De una acritud insospechada en su partido. El viernes el consejo político votó a favor de la abstención, a sabiendas de que Oramas se había “horrorizado” ante un acuerdo del PSOE con ERC, pero nadie esperaba que hiciera una larga cambiada de esa naturaleza.

la indisciplina de Mardones

En 2007 se produjo un precedente de indisciplina en el Congreso de los Diputados por parte de Luis Mardones. Fue, precisamente, Ana Oramas la que le transmitió el acuerdo del partido de votar en contra de los Presupuestos de Zapatero. Mardones, fiel a su concepción de la política de Estado, se negó a violar su dogma de apoyar las cuentas generales de todos los presidentes, y rompió la disciplina de voto respaldando los números del presidente socialista. Fue su tumba en CC y se retiró. “Era la última función. Y me fui a casa. Abandoné la militancia”, declaró a este periódico en 2016 el difunto político.
Ahora la indisciplina la protagoniza la propia Oramas. Era la primera vez en una dilatada trayectoria como diputada que contravenía solemnemente una decisión de su partido. Y desde ayer existe la creencia en el seno de CC (en las distintas islas) de que Oramas, en su decisión, en su deserción, ponía fin a una etapa e inauguraba la nueva ATI de 2020.

como una bomba

“Ha caído como una bomba. Juraría que quiere refundar ATI y ser la lideresa. Pero ATI nunca fue nacionalista, ni ella; se blinda en las fronteras de su Isla a verlas venir”, declaró al DIARIO un dirigente histórico de CC, desengañado tras escucharla mancillar el acuerdo del Consejo Político Nacional de su partido, el pasado viernes, donde se decidió por unanimidad que Ana Oramas se abstendría en la investidura de Sánchez.

dos discursos

Desde ayer mismo, tras su estragado discurso en el Congreso (se especula con que tenía dos y leyó el que había escondido), se han activado todas las alarmas en CC. En sus redes sociales, el partido anunció que adoptará medidas disciplinarias, mediante la aplicación de sus estatutos internos. Pero nadie se lo cree. En CC adoptaron públicamente una actitud de perplejidad, si bien fuentes del mismo partido en distintas islas se preguntaban si Oramas había actuado en solitario o de conformidad con los pilares fundamentales de la ATI profunda. En su no a Sánchez ha sido leal no a CC, pero sí a ATI. El Consejo Político de CC en Tenerife acordó el martes eso mismo, rechazar la investidura del candidato socialista (un ostensible 80% del partido que perdió hace seis meses ayuntamientos y el Cabildo a manos del PSOE y el Pacto de Progreso impuso su tesis negacionista). En la permanente posterior CC de Tenerife quedó como la única isla contraria a Sánchez, si bien atenuó su disconformidad para no romper la unidad. Y, finalmente, el viernes, el secretario general de CC en Tenerife, Francisco Linares, no tuvo reparos en abogar por la abstención, aunque esa no fuera en realidad la decisión adoptada en su isla. “Es el segundo sapo que se traga Linares. Cuando se discutió la unidad electoral con NC pasó lo mismo”, recordó un dirigente de la organización, ya escarmentado, que considera que por estas razones venía cociéndose en lo más profundo de CC en Tenerife, o sea en las cavernas de la antigua ATI, un movimiento de fichas para acabar con el cortejo con NC y con el PSOE en Madrid, los mismos partidos que los desalojaron del poder tras las elecciones del 26 de mayo. A CC se le atribuyeron las pancartas que Sánchez leyó con desagrado en Ofra durante la campaña: “Paga lo que debes”.

“No quiero creer que sea una maniobra para sacar a flote de nuevo ATI y atrincherarse en Tenerife. Prefiero pensar que no, que es una acción individual de esta diputada y que si no rectifica, tendrá consecuencias”, declaró a DIARIO DE AVISOS el líder de CC en Fuerteventura, Mario Cabrera.
Por su parte, el presidente del Partido Nacionalista Canario (PNC), Juan Manuel García Ramos, reafirmó los términos del comunicado oficial de su partido nada más conocer la intervención de Oramas. “Ha traicionado a los máximos órganos de CC-PNC, que acordaron la abstención, y lo que ha hecho constituye una flagrante desobediencia. No tiene otra salida que la de rectificar y volver a la disciplina en la votación final”, declaró García Ramos, consciente de la delicada situación creada por la diputada rebelde en la compleja trama de equilibrios urdida tras la pérdida del poder y la preparación de un próximo congreso que despeje el horizonte de la unidad nacionalista.
“Oramas ha cogido el rumbo de la derecha, de la ATI más conservadora posible y se han envuelto en la bandera española para contentar a su público, que en absoluto es el del nacionalismo canario”, señaló Román Rodríguez, líder de Nueva Canarias, que, en cambio, destacó el contenido de la intervención de su diputado Pedro Quevedo, al fijar las coordenadas de un nacionalismo específico como el canario, “dotado de singularidades que lo hacen único dentro del Estado”. Rodríguez también subrayó los logros de su negociación con el PSOE, reflejados en la intervención de Quevedo, que hacen del Estatuto, el REF y las conquistas presupuestarias un marco “lleno de ventajas para Canarias a partir de ahora”. En NC no se ocultaba ayer el descontento por la “salida de pata de banco” del discurso de Oramas, supuestamente compañera de Quevedo en una misma alianza electoral, que nació muerta en su debut. “Con estos mimbres no es imaginable una unidad nacionalista en los próximos años”, señalaron dirigentes de NC, que permanecen expectantes a la reacción de CC para saber si los puentes quedan rotos o tras esta crisis la relación puede ser reconducida.
“Si tienen que expulsarla, que la expulsen”, explotó ayer uno de los dirigentes insulares del CC. “Aún no he tenido tiempo de repasar los Estatutos del partido, pero se trata de una indisciplina intolerable”, señaló uno de los máximos dirigentes de esta formación.

la sombra de Clavijo

La certeza de que Oramas actuó por su cuenta y riesgo no es absoluta. Uno de los dirigentes consultados indicó que “la vieron con Clavijo y Barragán tomando algo antes de su intervención. Y todo apunta a que no dejó entrever ninguna discrepancia con el acuerdo adoptado el viernes en el consejo político”. La misma fuentes tenían entendido que Oramas llegó a mostrar el texto de su discurso a sus dos compañeros, y que estos quedaron conformes. “Todo es muy surrealista. Si fuera así, los engañó y luego sacó otro discurso, que fue el que leyó en el debate. Muy grave. Pero estos extremos hay que confirmarlos con todo detalle”, admitió.
Sí parece fuera de toda duda que el secretario general de CC, José Miguel Barragán, quedó conmocionado cuando la escuchó ayer tomar las de Villadiego en la tribuna de oradores. “Literalmente, se llevó las manos a la cabeza”, describió una fuente del mismo partido, que se mostró comprensiva con el papelón de Barragán, uno de los artífices del acuerdo de consenso a favor de la abstención durante el citado consejo político del viernes. “No tengo tan claro que Clavijo tampoco supiera nada. Los dos, él y Ana Oramas, han sido uña y carne en sus carreras políticas y cuesta mucho creer que ella haya sido capaz de traicionarlo hasta tal punto. También él va a tener que dar explicaciones”, indicó el dirigente.
Clavijo anda forjando su particular travesía del desierto, tras perder la presidencia del Gobierno y dada su condición de imputado en el caso Grúas. Su propósito es optar a la secretaría general de CC en el congreso que este partido celebrará en mayo (y no en marzo, como él hubiera preferido). Para ese viaje necesita el apoyo no solo de Tenerife, sino también de otras islas. “Si está detrás de la espantada de Ana Oramas, que se olvide de la secretaría general”, advirtieron ayer en fuentes críticas de las islas orientales.

El discurso de la polémica: “Votaré en conciencia, esté en mi partido o no”

Ana Oramas se plantó ayer y anunció ante el pleno del Congreso que votará en contra de la investidura de Pedro Sánchez, a pesar de que su partido decidió por unanimidad que se abstendría. “Hay límites que no se pueden sobrepasar y no voy a ser cómplice de ello”, justificó la diputada de Coalición Canaria. “Me han presionado de todas las maneras posibles para que los traicionara, pero no lo voy a hacer porque son mi gente, y en su nombre digo no, no y mil veces no. No voy a traicionar a mi país ni a sus ciudadanos. No voy a traicionar a Canarias”. “Su ambición de poder es inmensa, lo está demostrando. No voy a ser cómplice”, dijo en una dura intervención contra Sánchez y en la que criticó también la actitud del líder del PP, Pablo Casado.
La diputada de Coalición Canaria ratificó su voto contrario a la investidura de Pedro Sánchez, pero aseguró estar dispuesta a apoyar iniciativas positivas para España “esté o no esté” en su partido.
Unas palabras que pronunció después de que Coalición Canaria haya asegurado que actuará ante cualquier indisciplina ya que el partido había avanzado que se abstendría.
En su segundo turno de intervención en el debate, Oramas pidió a Sánchez que respete su decisión porque, a diferencia de lo que ha expuesto el candidato, no significa estar con Vox. Recordó que en sus años como política ha apoyado mucho más al PSOE que al PP, y a renglón seguido precisó que dirigentes socialistas como Felipe González, Alfonso Guerra, Jerónimo Saavedra o Eduardo Madina quizás discrepan también de los socios con los que ha negociado su investidura “Nunca le he tenido miedo al PSOE”, añadió antes de darle su palabra de que estará dispuesta a apoyar iniciativas positivas para el interés general.
Una predisposición que precisó que tendrá “esté o no esté” en Coalición Canaria tras haber mantenido la coherencia en el debate de esta jornada. Pero en este momento insistió en que no puede darle su apoyo porque él mismo ha dicho de sus socios actuales cosas mucho más duras que ella.
“Los que hoy no le apoyamos”, insistió, “no somos ni la extrema derecha ni los fascistas, sino gente sencillamente que discrepamos, y por eso le pido también un respeto”. Fuentes socialistas sí han mostrado su extrañeza ante la decisión de Oramas y han recalcado que ha sorprendido hasta a su propio partido.
Ante la decisión de la canaria, Sánchez afirmó que le gustaría “que reflexionara y pasara del bloque del bloqueo al de facilitar la legislatura”. “Creo que tenemos tiempo de aquí al martes 7 para que pueda reflexionar sobre las consecuencias del bloqueo”. Sánchez señaló que le constan los “temores” de Oramas a un gobierno de coalición con Unidas Podemos y quiso tranquilizar a la diputada al recordarle que los socialistas y CC se han entendido “en muchas ocasiones”.
Por su parte, Oramas pidió respeto al candidato e insistió en que los que no le apoyan “no somos la extrema derecha, ni fascistas. Somos gente sencillamente que discrepamos”.

NC confirma el voto a Sánchez y le exige respeto a Canarias

El diputado de Nueva Canarias (NC) en el Congreso Pedro Quevedo sí siguió la disciplina de voto y confirmó ayer el voto favorable a la investidura del candidato a la Presidencia del Gobierno estatal del PSOE, Pedro Sánchez, con la exigencia del “respeto y cumplimiento” del acuerdo suscrito entre ambas formaciones políticas, porque es “pura justicia y un reconocimiento de las singularidades” de la comunidad canaria. Quevedo confía en que los nacionalistas progresistas canarios y los socialistas “no nos defraudemos mutuamente” porque el espíritu del citado acuerdo es que “se cumpla”.
En el turno de intervención en el debate de investidura, Pedro Quevedo subrayó que el acuerdo bilateral, firmado el viernes por el presidente de NC, Román Rodríguez, y la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, es “exigente con la defensa y el reconocimiento de los derechos” de los canarios. Quevedo recalcó que los compromisos suscritos “no son privilegios, sino producto de las singularidades” económicas, fiscales y territoriales de la comunidad con mayores diferencias del Estado. A lo largo de la historia democrática reciente, el “incumplimiento” con el Archipiélago, con el Régimen Económico y Fiscal (REF) reconocido en la Constitución, con el Estatuto y con otras obligaciones normativas ha sido una “constante”, denunció el congresista nacionalista progresista. “Eso lo hemos intentando modificar entre ambos”, apercibió, para agregar a continuación que el acuerdo por la investidura está planteado “para que se cumpla”. Lo firmado, añadió, es “pura justicia y un reconocimiento a las singularidades” de las islas.
Tras criticar que “parte del discurso de la política española” se haya convertido en un “concurso de disparates”, el diputado canario ha mostrado su voluntad de que ese acuerdo entre ambos partidos “se cumpla” poniendo fin a los “incumplimientos con Canarias” de los gobiernos anteriores. En la misma línea, Sánchez se ha comprometido a dar respuesta y no defraudar” la agenda canaria puesta sobre la mesa por el presidente de NC, Román Rodríguez.

El PSOE pide explicaciones por el cambio de voto de Oramas

La dirección federal del PSOE se puso en contacto ayer con miembros de la cúpula de Coalición Canaria para pedir explicaciones por el cambio de voto de la diputada Ana Oramas. Según fuentes de la Ejecutiva socialista, la dirección del partido canario le ha asegurado, al no entender el cambio de postura de Oramas, que ha provocado la posible adopción de medidas disciplinarias contra la diputada. Desde el PSOE han manifestado su sorpresa por el cambio repentino de Oramas, aunque le han restado importancia porque, según ellos, su voto “no es definitivo”. Ante esta situación CC ha advertido que actuará ante cualquier indisciplina de sus militantes y explicó que Oramas “será escuchada” por su cambio de voto, antes de cualquier resolución. Por su parte, Santiago Pérez, concejal de Avante en La Laguna señaló que Oramas “nos ha regalado hoy la mejor prueba de lo que son ella y ATI: la derecha tinerfeña de siempre y no les importa en absoluto romper CC”. Pérez señaló que Oramas “sabe perfectamente lo que representa, y hoy nos lo ha demostrado: CC rota y ATI siendo lo que siempre fue: el ultimo bastión de la derecha tinerfeña. Hoy algunas personas entenderán porque yo pedí bajarme de la guagua del socialismo canario porque no estaba dispuesto, ni entonces, ni ahora, ni nunca, a que el socialismo canario pactara con una Coalición Canaria liderada por ATI, es decir, por la peor derecha tinerfeña”, concluyó Pérez n

Mario Cabrera

“El voto de Ana Oramas no nos representa”

Santiago Pérez

“ Hoy se ha demostrado lo que es ATI: la derecha”

J. M. García Ramos

“Es una flagrante desobediencia a Coalición”