política

Barragán ve inevitable que se abra expediente a Oramas

El secretario general de Coalición Canaria considera insuficiente que la portavoz del partido en el Congreso haya pedido disculpas antes de volver a desobedecer a sus dirigentes
El secretario general de Coalición Canaria, José Miguel Barragán. Sergio Méndez
El secretario general de Coalición Canaria, José Miguel Barragán. Sergio Méndez
El secretario general de Coalición Canaria, José Miguel Barragán. Sergio Méndez

A.M.S / Agencias

Aires de incertidumbre y desconcierto en Coalición Canaria. El secretario general de la formación, José Miguel Barragán, afirmó ayer que no ve “ninguna vía” para salvar a la histórica diputada nacionalista, Ana Oramas, de la apertura de un expediente por indisciplina, una decisión que corresponde a los órganos del partido, según explicó ayer en una rueda de prensa donde reveló que se intentó convencer a la portavoz de CC en el Congreso para que renunciara a su escaño. Sin embargo, todo sonó demasiado inconcreto como para saber si los nacionalistas actuarán con contundencia contra Oramas, cuya desobediencia entra de lleno en una de las causas estatutarias para explicar una expulsión: “El incumplimiento y el alejamiento desobediente de las decisiones de sus órganos”.

Barragán, cuya autoridad ha quedado “muy debilitada”, según fuentes del partido, reveló ayer que la Comisión Permanente de CC se dirigió el lunes de nuevo a la diputada para que reflexionara y “no ha sido así”, y señaló que el perdón pedido por la parlamentaria a su partido en su intervención previa a la segunda votación de investidura “no es suficiente”.

El dirigente nacionalista explicó que la apertura de un expediente es un procedimiento reglado en los estatutos de esta formación y tiene un carácter muy garantista. Como secretario general de CC, a Barragán le corresponde elaborar un informe, que trasladará a una Comisión Permanente del partido que podría celebrarse esta misma semana (el próximo viernes), y será este órgano el que decida si convoca una Ejecutiva para tratar este asunto, a la que debería asistir Ana Oramas para dar explicaciones si lo considera conveniente.

Barragán apuntó que los expedientes en CC los pueden iniciar varios órganos, entre ellos la Permanente y la Ejecutiva, y reiteró que se está en la fase de recoger información y ponderar bien no solamente la apertura de un expediente, sino la situación política “en la que esta desobediencia deja al partido”.
“Alguna acción por parte de la organización se debe tomar”, afirmó Barragán, quién indicó que deberán ser los órganos del partido los que decidan “hasta dónde llegan”.

También reveló que la última vez que habló con Oramas fue presencialmente, en su despacho del Congreso. Posteriormente, la Comisión Permanente le dirigió una carta con las decisiones adoptadas en su reunión de ayer.

“Hay un problema y hay que buscar una solución satisfactoria para el partido”, dijo Barragán, quien aseveró que no comparte que la decisión que se adopte sobre Ana Oramas pueda crear una división interna.

“Somos un equipo, y si no actuáramos, sería muy perjudicial para el partido, por muy importante que sea el militante afectado”, indicó Barragán, quien indicó que se tendrá en cuenta el valor y el activo que supone Ana Oramas para CC. Y por ello, agregó, la prudencia “hace que nos tomemos esto con frialdad”.

En el caso de la apertura de un expediente y, ante la interinidad de algunos órganos por la cercanía del Congreso Nacional de CC, Barragán aseguró que son factores a tener en cuenta, pero aclaró que no significa que la decisión se prolongue, ya que hay tiempos tasados para resolver.

En su opinión, la indisciplina de Oramas ha sido “una decepción”.

Barragán también aprovechó la rueda de prensa de ayer para expresar su desconfianza y las dudas de su formación acerca de si el Gobierno que forme Pedro Sánchez “cumplirá con Canarias”, ya que queda un “largo recorrido” para saber si este Ejecutivo puede gobernar y aprobar leyes como los Presupuestos.

Barragán volvió a tirar del mismo recurso que han utilizado los nacionalistas en los últimos meses tras su desalojo del poder: apuntar hacia Madrid, culpando a los socialistas, españoles de los males de Canarias, al mismo tiempo que intentan desgastar a Nueva Canarias con el argumento de que no son lo suficientemente nacionalistas y la esperanza de que abandonen el Pacto de Progreso para hacerle una moción de censura al socialista Ángel Víctor Torres.

Todo un intento de mantener prietas las filas a toda costa. “Pero la estrategia, a la vista está, no funciona demasiado bien”, señaló un dirigente desencantado. 26 años despúes de su fundación, CC atraviesa una enorme crisis política y de indentidad, con militantes y dirigentes de ideas antagónicas. El desierto de lo real estaba allí, pero no lo han descubierto hasta salir del poder.

TE RECOMENDAMOS