política

Canarias formaliza hoy su unánime rechazo a la ofensiva marroquí

El Gobierno regional ultima una declaración institucional acorde con las protestas de todo el arco político, desde Vox hasta los independentistas, por las leyes que ‘invaden’ las aguas isleñas
El presidente español, Pedro Sánchez, recibe al ministro de Exteriores marroquí, Naser Burita, en un encuentro anterior. POOL
El presidente español, Pedro Sánchez, recibe al ministro de Exteriores marroquí, Naser Burita, en un encuentro anterior. POOL
El presidente español, Pedro Sánchez, recibe al ministro de Exteriores marroquí, Naser Burita, en un encuentro anterior. POOL

El Gobierno de Canarias aprobará hoy una declaración institucional en la que se expresará el rechazo que ha provocado en el Archipiélago la aprobación por parte de Marruecos de dos leyes internas que, en la práctica, suponen una invasión jurídica de las aguas isleñas, además de vulnerar los derechos de España en cuanto a la Zona Económica Exclusiva y formalizar la explotación que el vecino continental ya lleva a cabo, de facto, en el espacio marítimo que corresponde al Sahara Occidental, una antigua colonia española cuyo territorio controla con mano de hierro Rabat.

Dicha declaración del Ejecutivo regional supondrá el reflejo institucional a un sentir unánime en el arco ideológico canario, ya que desde la extrema derecha hasta las fuerzas independentistas canarias (representadas por Vox y Ahora Canarias, dos fuerzas extraparlamentarias en esta Comunidad Autónoma) se han postulado en idéntico sentido: un rechazo frontal ante estas apetencias territoriales del principal vecino continental de los isleños.

Como es natural, también es fruto de la línea política marcada por el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, quien ayer volvió repetir una frase que pronuncia desde que tuvo conocimiento de las intenciones marroquíes: “Canarias no cederá ni un milímetro de sus aguas a otro país”.

Tras conocer que, como se prevía, Marruecos finalmente ha aprobado estas leyes en su Cámara de Representantes, el socialista celebró además la “unanimidad” existente entre los partidos políticos con representación parlamentaria a la hora de rechazar tales ambiciones expansionistas, a la par que recalcó que esta decisión del gobierno marroquí “no se puede adoptar de manera unilateral” y es por ello por lo que se ha puesto en contacto con la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, y le ha transmitido que esta decisión “no cuenta con el visto bueno de Canarias”.

Precisamente, González Laya llega mañana a Rabat para entrevistarse con su colega marroquí, Naser Burita, en lo que supone el primer viaje oficial de la nueva ministra al extranjero tras su toma de posesión, acaecida hace algo menos de dos semanas. Por ahora, la respuesta a Marruecos desde el Gobierno de España oscila desde un rechazo inicial a toma medida unilateral a la confianza en que Rabat se someterá al diálogo para evitar cualquier conflicto entre dos países vecinos.

A pesar de su escasa representación en las Islas (aunque ciertamente la extrema derecha cuenta con dos diputados isleños en el Congreso de los Diputados), no deja de resultar sintomático como hasta partidos tan lejanos en sus planteamientos como Vox y Ahora Canarias coinciden a la hora de valorar este asunto.

Así, el Grupo Parlamentario Vox registró ayer en el Congreso una batería de preguntas parlamentarias para “exigir al Gobierno que frene la ofensiva de Marruecos de ampliar sus aguas territoriales a costa de Canarias”, a la par que su portavoz, Iván Espinosa de los Monteros, avanzó que pedirá la comparecencia de la ministra de Exteriores, Arancha González.

Aunque los independentistas de Ahora Canarias coinciden en su rechazo a los planes marroquíes, lo hacen, lógicamente, desde una visión distinta, ya que consideran que “solo en una Canarias independiente se podría hablar de una frontera marítima canaria y de una Zona Económica Exclusiva que permita a las Islas proteger y gestionar los recursos marítimos de un mar que, dentro de ese marco jurídico, sí se podría denominar mar canario”, así como que este conflicto “evidencia que las líneas imaginarias trazadas por España y Marruecos tendrán el valor que tienen las políticas de hechos consumados”.

TE RECOMENDAMOS