Tribunales

Las peligrosas cómodas de Ikea que acabaron con la vida del pequeño Jozef y otros niños

La mayor indemnización pagada por Ikea a la familia de una víctima menor de edad, conocida esta semana, es de 46 millones de dólares

“Por favor, no lea esto si puede afectarle leer sobre el fallecimiento de un niño”. Con esta advertencia a los lectores comienza Jackie Collas el testimonio sobre la historia de su hijo Curren. Esta madre de Pensilvania perdió a su pequeño de dos años en febrero de 2014, aplastado por una cómoda modelo Malm de Ikea. Fue uno de los primeros casos mortales que trascendió en EEUU, donde este popular y económico aparador se ha cobrado la vida de al menos ocho niños, según el recuento de diversos medios, y ha herido a miles de menores.

Tras aquella tragedia, Jackie compartió su dolorosa experiencia en Facebook, tratando de concienciar sobre el riesgo de estos muebles e iniciando un movimiento que ahora va más allá de marcas concretas y que, a la espera de sentencia, podría acabar modificando las regulaciones nacionales que rigen este tipo de muebles baratos y automontables.

Lea la información completa en El Español.