la orotava

Los vecinos de La Florida se implican en los preparativos del gran puchero

Este evento gastronómico que se celebra mañana es uno de los platos fuertes de las fiestas en honor de San Antonio Abad y la Virgen de la Esperanza,

Como cada año, el último fin de semana de enero el barrio de La Florida, en La Orotava, sumergido en sus tradicionales fiestas en honor de San Antonio Abad y la Virgen de la Esperanza, prepara todos los ingredientes que componen el gran puchero que se elaborará este domingo y que es uno de los eventos gastronómicos más importante y multitudinario de Canarias. Se espera recibir la visita de miles de personas ya que son también muchos los turistas que no se quieren perder este gran y sabroso plato de la cocina tradicional canaria. Las fiestas de La Florida recibieron el pasado 2019 el reconocimiento como de Interés Turístico regional.

El origen de este puchero se remonta a 50 años atrás cuando se celebró la primera feria de ganado al realizarse este plato y un caldo para los ganaderos que acudían de distintos puntos de la isla. Y a los pocos años, los vecinos comenzaron a participar en su elaboración más festiva para todos los que venían esa jornada.

Se estima que unas 5.000 personas lo degustarán. Han sido los propios vecinos quienes han sembrado y recogido en sus huertas los ingredientes. Se necesitan unos 70 calderos, de grandes dimensiones, de acero inoxidable y con pesos de más de 125 kilos. Los ingredientes superan los 4.000 kilos y son los mismos de la receta tradicional, pero en mayores cantidades. Así, lleva 650 coles, 75 kilos de piñas, 125 gallinas, 700 de papas y 60 kilos de batata, más de 1.300 kilos de calabaza, más de 1.000 kilos de chayotas, 90 de garbanzas, 70 de habichuelas y otros tantos de zanahorias, casi 1.000 kilos de tocino y costillas, 60 kilos de puerros, 25 de ajo, 100 de cebolla, 45 de perejil, 75 de bubangos y 250 kilos de gofio.

El alcalde de La Orotava, Francisco Linares, como todos los años, visitó las instalaciones de la asociación de vecinos del barrio donde los vecinos están inmersos en los preparativos, felicitándoles por la gran labor e implicación. En este viernes todos están en distintas tareas: lavar la verdura, pelar las patatas, cortar y picar.

La cocción del puchero se hace a fuego lento con retama seca del Parque nacional del Teide y tarda como mínimo dos horas.

Esta fiesta singular de gastronomía cada año gana más popularidad suele ir animado por el grupo Parranda de Puchero.

Titsa ha reforzado el servicio de guaguas desde la ciudad turística de Puerto de la Cruz, para facilitar el acceso con mayor comodidad y sin preocupaciones de hacer colas ni aparcar.

TE RECOMENDAMOS